Público
Público

La Bolsa española aumenta sus pérdidas y el Ibex-35 cede el 0,53 por ciento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Bolsa española ahondaba en los primeros compases de la sesión las pérdidas de la apertura y su principal indicador, el Ibex-35, cedía el 0,53%, aunque se mantenía por encima de los 10.200 puntos, con todos los grandes valores en negativo.

A las 09.15 horas, el selectivo español restaba 53,70 puntos y se situaba en 10.224 unidades.

También el resto de mercados europeos rompían la tendencia alcista de los días precedentes en los primeros minutos de sesión, de modo que Milán retrocedía el 0,19%; París, el 0,45%, y Londres, el 0,37%.

De este modo, el cierre plano de ayer de Wall Street contagiaba a las bolsas europeas, al igual que hizo con el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio, que cayó el 1,12 por ciento, a pesar de que el Banco de Japón elevó las previsiones de la economía nipona.

También en el plano macroeconómico internacional, se conocía que el PIB de China avanzó el 11,1 en el primer semestre de 2010.

En España, en la segunda sesión del Debate sobre el Estado de la Nación que se celebra en el Congreso de los Diputados se continuará hablando de la reforma laboral, la reestructuración del sistema financiero y el conjunto de medidas para recortar el gasto público.

Dentro del Ibex todos los grandes valores se negociaban a la baja, incluido Iberdrola, que en los primeros compases apareció en positivo, aunque entre ellos, los que más perdían eran BBVA, el 1,02% y Santander, el 0,54%.

Ayer, la agencia de medición de riesgos Standard and Poor's confirmó la calificación de ambos bancos, pero los mantiene en perspectiva negativa.

En un Ibex a la baja, apenas ocho cotizadas se anotaban avances, entre los que destacaba el de Ferrovial, que lideraba las alzas con una subida del 4,98%; seguida de Sacyr Vallehermoso, con el 1,60%; BME, con el 0,85%; y Enagás, con el 0,55%.

En el otro lado de la tabla, Bankinter perdía el 1,77%.

El euro comenzó la jornada con una tendencia al alza y en los primeros minutos de las negociaciones en el mercado de divisas de Fráncfort se cambiaba a 1,2750 dólares.