Público
Público

La bolsa española baja el 0,62 por ciento y pierde el nivel de los 9.300 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La bolsa española bajó hoy el 0,62 por ciento y perdió el nivel de 9.300 puntos afectada por la situación del mercado de deuda y la caída de la mayoría de los mercados internacionales, a pesar de conocerse datos económicos favorables en los Estados Unidos.

Así, el principal indicador del mercado español, el IBEX 35, cayó 57,50 puntos, el 0,62 por ciento, hasta 9.267,20 puntos. En noviembre, el peor mes desde octubre de 2008, la bolsa ha bajado el 14,29 por ciento, mientras que las pérdidas acumuladas este año se elevan al 22,39 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,303 dólares -nivel de mediados de septiembre-, también bajaron las principales plazas: Milán, el 1,08 por ciento; París, el 0,73 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,71 por ciento; Londres, el 0,41 por ciento, y Fráncfort, el 0,14 por ciento.

El mercado español comenzaba la sesión con pequeñas ganancias, a pesar de la bajada del 0,4 por ciento de Wall Street en la víspera y del 1,9 por ciento de Tokio esta madrugada, por el aumento del paro en Japón y el descenso de la producción industrial.

Al poco de la apertura, la bolsa nacional incurría en pérdidas por las ventas en el mercado de deuda -la prima de riesgo avanzaba hasta 300 puntos básicos-, caída que se incrementaría paulatinamente y que aproximaría a la bolsa a 9.200 puntos.

El descenso del paro en Alemania en 14.000 trabajadores, hasta el 7 por ciento de la población activa, junto a la estabilidad de precios en la zona euro -la tasa interanual del IPC adelantado se mantuvo en el 1,9 por ciento- y la subida del petróleo Brent por encima de 87 dólares apoyaron la recuperación de la bolsa.

De esta manera, el mercado nacional avanzaba al mediodía hasta 9.400 puntos, aunque a continuación volvería a reducir sus ganancias y entraría nuevamente en pérdidas antes de la apertura de Wall Street, cuando volvió a rozar el nivel de 9.200 puntos.

En este descenso influía el escaso aumento del precio de la vivienda en los Estados Unidos en septiembre, el 0,6 por ciento, y el mal comportamiento de los futuros estadounidenses.

Wall Street abría con pérdidas del 1 por ciento en espera de conocer datos sobre la actividad industrial en la región central de los Estados Unidos, que mejoraba, al igual que la confianza de sus consumidores y las ventas de productos electrónicos en la víspera. La cotización del euro bajaba de 1,3 dólares.

Al final de la sesión, mientras se sucedían declaraciones políticas a favor de España y sus reformas -Francia descartaba que le fueran a rebajar la puntuación de su deuda e Italia prescindía de adoptar más medidas para atajar el déficit-, el mercado nacional reducía sus pérdidas.

De los grandes valores bajaron BBVA, el 2,1 por ciento; Iberdrola, el 1,58 por ciento; Telefónica, el 1,21 por ciento, y Banco Santander, el 0,42 por ciento. Subió Repsol, el 1,78 por ciento.

La mayor caída del IBEX correspondió a Sacyr, el 5,25 por ciento, seguida de Bankinter, con un retroceso del 3,16 por ciento, mientras que Endesa cayó el 2,51 por ciento, y Grifols, el 2,18 por ciento.

ArcelorMittal, ganó el 1,78 por ciento por las buenas previsiones de su competidora ThyssenKrupp, compartió el primer puesto con Repsol, seguidos de Inditex, que ganó el 1,13 por ciento, en tanto que Banco Popular avanzó el 0,85 por ciento.

En el mercado continuo, destacó la bajada del 40 por ciento de los derechos de la ampliación de Sos Corporación, seguida de Gam, con una bajada del 12,5 por ciento, mientras que Nyesa lideró las subidas con un alza del 5,54 por ciento.

Poco antes del cierre del mercado de deuda la rentabilidad del bono español a diez años subía 7 centésimas, hasta el 5,46 por ciento, mientras que el efectivo negociado en bolsa se situó en 4.103 millones, de los que algo menos de 600 millones los intermediaron inversores institucionales.

DISPLAY CONNECTORS, SL.