Público
Público

La bolsa española se mueve con indecisión y el IBEX sube el 0,03 por ciento a mediodía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, se movía con indecisión, al igual que el resto de plazas europeas, y llegaba al mediodía prácticamente plano con una subida del 0,03%, a la espera de que concluya la reunión del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE).

A las 12,00 horas el selectivo español recuperaba 2,80 puntos y se situaba en 10.703 unidades, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid, con la mitad de sus sectores en positivo, avanzaba el 0,07%.

Los mercados dan por hecho que el BCE no tocará los tipos de interés en la zona del euro, actualmente en el 1%, hasta dentro de un año.

Al igual que los futuros de los principales índices bursátiles estadounidenses, el resto de plazas europeas seguía una trayectoria mixta y algo errática, de modo que Fráncfort perdía el 0,04%, Londres, el 0,07%, y París, el 0,10%, en tanto que Milán subía el 0,52%.

En España, Enagás sustituía a Gamesa como la cotizada más alcista del IBEX y se revalorizaba el 1,86%, aunque era el cambio de rumbo de casi todos los grandes valores del parqué el que decidía el rumbo del índice.

Repsol subía el 0,74%, Inditex, el 0,77%, Telefónica, el 0,62%, Endesa, el 0,80%, Iberdrola, el 0,58%, y Santander, el 0,12%.

Los bancos medianos y el BBVA, por su parte, optaban por las ventas, de modo que Banesto perdía 0,03%, el Popular, el 0,30%, BBVA, el 0,29%, y Bankinter, el 0,43%.

Sacyr y Técnicas Reunidas encajaban los mayores descensos del selectivo, del 1,83% y del 1,03%, respectivamente.

En el mercado continuo Natraceutical y Natra, cuya cotización estuvo suspendida desde antes del inicio de la sesión y hasta media sesión, lideraban las subidas con repuntes del 12,47% y del 8,37%,

Hasta las 12 horas el parqué español había negociado 59 millones de títulos por un importe de 560 millones de euros, de los que 174 correspondían a Telefónica, del 94 a Santander, y 71 a BBVA.

En el mercado de divisas el dólar continuaba debilitándose frente al euro, que se cambiaba a 1,396 dólares.