Público
Público

La bolsa española pierde un 17% en 2010

El Ibex 35 cierra un año marcado por la crisis económica y los ataques especulativos a la deuda soberana con una caída del 1,33%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El parqué madrileño ha cerrado la última sesión del año con una caída del 1,23%, que ha situado al Ibex 35 en la cota de los 9.859,1 puntos. La bolsa española perdió en 2010 el 17,43 %, lo que supone más de la mitad del 29,84% que ganó en 2009, lastrada por la banca, que fue uno de los sectores más afectados por las tensiones vividas en los mercados ante la desconfianza en la recuperación económica.

En los últimos meses España ha sido blanco en repetidas ocasiones de los ataques de los mercados. Los fondos especuladores han apostado repetidamente a la caída de los valores del selectivo español provocando caídas históricas y disparando la rentabilidad del bono español respecto al alemán.

En concreto, los seis bancos que cotizan en el principal selectivo bursátil español, el IBEX 35, que registró el peor comportamiento de Europa en 2010, registraron pérdidas de forma generalizada y bajaron de media un 28 % frente a unas ganancias del 13,59 % en 2009.

Durante este año, la bolsa estuvo condicionada por la crisis de deuda soberana que afectó a algunos países de los llamados 'periféricos' de la eurozona, como Grecia e Irlanda, que finalmente tuvieron que ser rescatados por la Unión Europea.

El miedo a un posible 'contagio' se trasladó a otros países como Portugal, Italia o España, cuya prima de riesgo registró máximos históricos desde la implantación del euro.

Una situación que se vio agravada por las rebajas de calificación que sufrió España por parte de las agencias de medición de riesgos. Pese a ello, los buenos datos macroeconómicos de Estados Unidos y los positivos resultados de la banca española en los 'test de estrés' publicados el pasado verano, animaron al mercado español en un año que comenzó con una caída del 8,31 % en enero, el mayor descenso mensual que registraba en once meses.

La desconfianza en las finanzas griegas, que se extendió a otros países europeos del sur del continente, determinó en gran medida el resultado de la bolsa en enero y febrero, mes este último en el que cayó el 5,61 %.

Ya en marzo, la bolsa cerró con un alza del 5,20 %, gracias al acuerdo sobre el modelo de concesión de fondos a Grecia y las buenas perspectivas de la OCDE para la economía mundial, aunque el resultado del trimestre fue negativo, con una caída del 8,95 %.

Este panorama se completó con las amenazas de Moody's sobre la rebaja de la calificación de España. Tras finalizar marzo en positivo, la bolsa volvió a registrar en abril un retroceso del 3,49 %, de nuevo por la incidencia negativa que la crisis griega tuvo en los mercados.

La tardanza en socorrer a Grecia hizo que los inversores se fijaran en otros países que, a su parecer, podrían encontrarse en una situación similar, como España o Portugal, en tanto que la rebaja de la calificación de la deuda griega hasta el nivel de los 'bonos basura' también perjudicó a la bolsa.

La crisis de deuda europea continuó lastrando al mercado en mayo, cuando cayó el 10,8 %, el mayor retroceso desde octubre de 2008, debido principalmente a la aprobación de un plan europeo de recorte del déficit público, que en el caso español incluía congelación de pensiones y la rebaja salarial media del 5 % de los empleados públicos.

Además, estos planes sirvieron para detener en las semanas centrales del mes grandes caídas de las bolsas, que no obstante no evitaron una nueva rebaja de la calificación española.