Público
Público

La bolsa española sube un 0,28% pese a la amenaza de S&P

El euro se deprecia hasta los 1,267 dólares y la prima de riesgo española queda en 341 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bolsa española subió hoy el 0,28% animada por el sector financiero, lo que le permitió escapar de las pérdidas de las plazas europeas y estadounidenses y de la amenaza de la rebaja de la calificación de la deuda de varios países europeos.

Con la prima de riesgo en 341 puntos básicos, el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, ganó 23,60 puntos, el 0,28%, hasta 8.450,60 puntos. Las pérdidas anuales bajan al 1,35%.

En esta semana, marcada por la mejoría del mercado de deuda y por la disposición de Alemania a resolver la cuestión griega y a estimular el crecimiento en el Europa, la bolsa gana el 1,95%.

El mercado de deuda ha mejorado aunque las principales plazas europeas bajaron

Con el euro a 1,267 dólares, las principales plazas europeas bajaron: Milán, el 1,2%; Fráncfort, el 0,58%; Londres, el 0,46%; el índice Euro Stoxx 50, el 0,33%, y París, el 0,11%. La bolsa española inició el día con ganancias superiores al 1% que le permitían superar la cota de 8.500 puntos, sobre la que aguantaría seis horas.

La bajada de cinco décimas en diciembre de la tasa interanual del IPC, hasta el 2,4%, la subida del 0,2% de Wall Street y el buen comportamiento del mercado de deuda, donde la rentabilidad de los títulos españoles a largo plazo bajaba hasta el 5%, justificaban el avance.

Los rumores de la inminente rebaja de la deuda española y de otros países europeos por la agencia de mediación de riesgos estadounidense Standard and Poor's redujo las ganancias de la bolsa española.

Wall Street incurrió en pérdidas, a pesar de la mejoría de la confianza de los consumidores

Así, mientras se depreciaba el euro y a menos de 1,27 dólares y el Brent caía de 113 dólares, el mercado nacional perdía el nivel de 8.500 puntos antes de la apertura de Wall Street, también por las pérdidas de los futuros sobre los índices neoyorquinos.

La falta de acuerdo para la quita del 50% a aplicar a la banca acreedora de Grecia también pesaba en el cambio de tendencia, con lo que después de la apertura de Wall Street y por las pérdidas cercanas al 1% que registraba, la bolsa incurrió en pérdidas.

A pesar de la mejoría de la confianza de los consumidores estadounidenses, la bolsa perdió el nivel de 8.400 puntos, aunque al final de la sesión y por el empuje del sector financiero, la bolsa española consiguió pequeñas ganancias.