Público
Público

La bolsa mantiene su buena racha, pero deja escapar los 10.000 puntos

Los altos beneficios del banco estadounidense JP Morgan apuntalan las subidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ayer fue un día de esos en los que más de uno se atrevió a pensar que la recuperación está cerca. Los inversores estaban eufóricos desde primeras horas de la mañana y las compras se adueñaron de los mercados en toda Europa, especialmente del Ibex. El selectivo español subió como la espuma hasta pulverizar la barrera de los 10.000 puntos. Un nivel que no se veía desde octubre de 2008, antes de que la crisis mostrara su peor cara. Pero no pudo ser y, a pocos minutos del cierre de la sesión se esfumaron. Al final, la subida se quedó en el 0,93%, hasta 9.997,6 puntos.

Los buenos resultados de los bancos habían impulsado los índices estadounidenses de la jornada anterior. Asia se sumó a la fiesta, mucho más tras conocerse que la economía china mostraba ayer signos de recuperación con un aumento del PIB del 7,9% en el segundo trimestre de 2009. Ésta es la primera aceleración del crecimiento en dos años y medio.

'Estos datos suponen un alivio para los mercados. Ahora las dudas se centran menos en la recesión. Lo que todo el mundo quiere saber es la velocidad de la recuperación', explica Juan Barriobero, responsable de renta variable de DWS Investment, la gestora de Deuchste Bank.

Donde sí parece que se han difuminado todas las dudas es en lo que se refiere a la presentación de resultados del segundo semestre. La semana comenzó con la sorpresa de que el banco de inversiones Golmand Sachs anunció beneficios por encima de lo que esperaban los analistas. Ayer, su competidor JPMorgan repitió la jugada. En el segundo trimestre del año su beneficio neto se incrementó un 36%, hasta los 2.700 millones de dólares. Eso significa, 28 céntimos por acción frente a los 4,6 céntimos que se esperaban. 'El buen comportamiento de la rama de banca privada y la renta fija han sido los motores' afirma Barriobero.

El sector financiero español respondió como se esperaba. Mapfre se colocó como el título más alcista con una subida superior al 6%, y Banco Popular, con una revalorización del 2,17%, fue el bancocon mejor comportamiento.

Desde el punto de vista macroeconómico, se conoció que la petición de subsidios de desempleo en Estados Unidos se ha moderado. Lo que puede indicar que la tasa de paro estaría llegando a su máximo. Todo un alivio para los consumidores y para las empresas que les esperan con ganas.

Pero que nadie se engañe, la crisis no ha terminado. Para aplacar los ánimos llegó el informe de la Reserva Federal de Filadelfia, cuyo contenido fue peor de lo esperado. También se supo que la entidad financiera estadounidense CIT, especializada en préstamos a empresas, podría estar al borde de la quiebra. ¿Resultado? Quizá vuelvan las dudas y las ventas a los mercados.