Público
Público

Las bolsas de Asia no levantan cabeza en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las grandes bolsas de Asia no consiguen levantar cabeza en 2009 y volvieron a sumar una nueva semana de pérdidas, de alrededor del 7 por ciento en las dos plazas más influyentes, Tokio y Hong Kong.

Salvo Shanghai, que suele moverse más bien por las condiciones económicas de China, todos los mercados bursátiles de la región asiática acumularon caídas considerables, que hicieron retroceder a algunos parqués hasta niveles de mitad de noviembre.

El índice MSCI Asia Pacífico, que mide la temperatura bursátil de la región, cayó un 5,8 por ciento, hasta los 84,68 puntos, su mayor descenso semanal desde el 21 de noviembre.

La recesión global que se profundiza fue la causa de los retrocesos en las bolsas de Asia, que el jueves vivieron una jornada especialmente aciaga por la fuerte contracción en los pedidos de maquinaria en Japón y la caída de las ventas minoristas en EEUU.

El Nikkei de Tokio perdió esta semana un 6,86 por ciento y el Hang Seng de Hong Kong un 7,80 por ciento -un 4,91 por ciento y un 3,37 por ciento, respectivamente, sólo en la sesión del jueves-.

El selectivo tokiota cerró este viernes en los 8.230,15 puntos y ya ha perdido desde que comenzó el año casi un 9 por ciento.

Los valores japoneses más castigados fueron, una vez más, los de los fabricantes del motor, entre una cascada de noticias sobre recortes de producción, despidos y augurios de pérdidas para el actual año fiscal, que concluye en marzo próximo.

Esta semana se supo que Nissan registrará sus primeras pérdidas operativas desde 1999, al igual que Toyota, y que los pedidos de maquinaria cayeron en noviembre más del 16 por ciento, indicio de que el gasto de capital de las empresas se retraerá todavía más, arrastrando así al resto de la economía.

Va creciendo el número de analistas que apuestan a que Japón, en recesión desde abril, tendrá en el último trimestre de 2008 una caída del PIB superior al 10 por ciento y que la contracción continuará entre enero y marzo, publica hoy el diario "Nikkei".

El descenso semanal en la bolsa de Hong Kong fue mayor que en Tokio, del 7,80 por ciento, hasta los 13.255,1 enteros.

El mayor exportador de petróleo de China, PetroChina, cayó durante la semana un 13 por ciento, mientras otra de las grandes petroleras del país, Cnooc, retrocedió un 11 por ciento.

Al lado de los desplomes de Hong Kong y Tokio, la caída del Kospi de Seúl fue más liviana, del 3,87 por ciento, hasta cerrar el viernes en las 1.135,20 unidades, gracias a que durante la semana el sector del transporte y las constructoras tiraron del parqué.

Sin embargo, los grandes exportadores tecnológicos y las financieras sufrieron. Samsung perdió un 5 por ciento durante una semana en que cambió a 25 ejecutivos para hacer frente a la crisis, mientras el grupo financiero KB se dejó un 4,5 por ciento.

En cuanto al Sudeste asiático, el panorama bursátil también fue desolador esta semana: las caídas fueron entre el 5,19 por ciento en el índice SET de la Bolsa de Bangkok y el 1,75 por ciento en el PSE del mercado de Manila.

El índice Straits Times de Singapur, por su parte, cedió un 4,18 por ciento semanal hasta cerrar el viernes en los 1.730,45 enteros, mientras el KLCI de Kuala Lumpur perdía un 2,45 por ciento, hasta las 896,47 unidades.

La nota discordante en este panorama de pérdidas en Asia la puso, una vez más, la bolsa de Shanghai, que el año pasado se dejó nada menos que el 60 por ciento.

El índice general de Shanghai (acciones convertibles y no convertibles) cerró el viernes en las 1.954,44 unidades, tras acumular un aumento semanal del 2,6 por ciento.