Público
Público

Las Bolsas chinas afrontan la crisis financiera mundial en su peor momento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las débiles bolsas chinas no consiguen hacer frente a la situación económica global y se hunden en medio de la crisis financiera mundial como colofón a unos meses de caídas constantes y mínimos casi diarios en el parqué de Shanghai.

La principal bolsa china logró recuperar hoy parte de las pérdidas de la mañana, que eran del 5,84 por ciento al mediodía, hasta cerrar sólo con un 1,72 por ciento menos que ayer, en los 1.895,84 puntos, un nuevo mínimo que se acerca a los niveles del 2004, ya muy lejos de los 2.000 puntos que los analistas veían como el límite de riesgo.

El anuncio de que varios bancos chinos cuentan con bonos relacionados con el banco de inversión Lehman Brothers, que el pasado lunes se declaraba en bancarrota y desataba una crisis financiera mundial, hizo cundir el pánico entre los inversores, ya de por sí desconfiados ante la situación de los últimos meses.

El anuncio también afectó a la bolsa de Shenzhen, el otro parqué chino, que cayó hoy un 1,75 por ciento, hasta los 6.563,07 puntos, menos de la mitad del nivel de hace un año, cuando se situaba en torno a los 18.000 puntos.

Sin embargo, los analistas consideran que el pánico matinal de las bolsas chinas, que llevó a que, por ejemplo, el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC), el mayor del país, cayera un 7,89 por ciento a media sesión, sólo estaba justificado en parte.

El ICBC anunció que cuenta con 107 millones de euros (151,8 millones de dólares) en bonos relacionados con Lehman Brothers, que sólo representan el 0,01 por ciento de sus activos totales.

Por su parte, el China Merchants Bank, el sexto mayor banco del país asiático, posee bonos relacionados con la entidad estadounidense por valor de 48,8 millones de euros (70 millones de dólares), cifra muy baja en comparación con los beneficios netos de 1.351 millones de euros (1.940 millones de dólares) que obtuvo en los primeros seis meses del año.

También el Banco de China (BOC) anunció que tiene 52 millones de euros (75,62 millones de dólares) en bonos relacionados con Lehman Brothers y 37 millones de euros (53,2 millones de dólares) en préstamos.

A la caída de los bancos chinos se unió la bajada en las empresas del sector lácteo debido al escándalo de seguridad alimentaria de la leche en polvo para bebés adulterada con melamina, por la que ya han fallecido cuatro niños en China.

La falta de confianza de los inversores en los parqués chinos no es nueva, ya que han visto cómo las autoridades bursátiles prometían medidas para impulsar la economía del país que no llegaban y cómo los beneficios de las empresas chinas que cotizan en el parqué aumentaban un 16 por ciento cuando las previsiones eran de una subida del 25 por ciento.

El pasado lunes, al mismo tiempo que Lehman se declaraba en bancarrota, el Banco Popular de China (central) anunciaba por fin medidas para impulsar la economía del país asiático, como la reducción de los tipos de interés de los créditos en yuanes por un año hasta el 7,2 por ciento, 0,27 puntos porcentuales menos.

Las medidas, sin embargo, quedaron eclipsadas por el desplome de las bolsas mundiales, que tampoco dejó escapar al índice Hang Seng de Hong Kong.

El parqué hongkonés, que tiene una fuerte dependencia de Wall Street, lleva meses cayendo por miedo a la recesión en Estados Unidos, hasta que esta semana los temores de los inversores se confirmaron y, con el desplome del parqué estadounidense, el Hang Seng cayó el pasado martes hasta niveles de hace dos años, al situarse en los 18.300 puntos.

Hoy, a pesar de que a media sesión había perdido más de 1.300 puntos, consiguió recuperarse y cerró con una bajada del 0,03 por ciento, hasta los 17.632,46 puntos, 4,73 puntos menos.

Mientras tanto, las bolsas de Tokio y Seúl también cayeron arrastradas por las pérdidas de los bancos, principales víctimas de la crisis.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cayó un 2,21 por ciento, hasta su nivel más bajo de los últimos tres años, con 11.489,30 puntos, tras superar el mínimo del pasado martes.