Público
Público

Las bolsas se desploman arrastradas por los bancos

El Íbex se pega un batacazo del 4,7%, el segundo mayor del año, en la línea con el resto de bolsas europeas: Milán (-6,15 %), Fráncfort -(-5,82 %), París (-5,48 %) y Londres (-4,5 %)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las bolsas europeas no acaban de salir del túnel y han vuelto a cerrar un día negro, marcando severas pérdidas (con caídas medias del 5%), 'gracias' al fuerte desplome de los bancos que se hundieron más tras la apertura a la baja de Wall Sreet, que también va cuesta abajo tras la publicación de una serie de (malos) datos económicos en EEUU.

Así las cosas, el FTSE MIB de Milán perdió un 6,15 %, el índice DAX 30 de la Bolsa de Fráncfort cayó un 5,82 %, el CAC 40 de París bajó un 5,48 % y el FTSE 100 de Londres cedió un 4,5 %. Con esas cifras, el 4,7% que se dejó el Ibex no suena tan mal.

El Ibex ha perdido un 14% en lo que va de mes El selectivo madrileño perdió 410,50 puntos, por lo que se sitúa en los 8.317,70, perdiendo de nuevo la barrera de los 8.500. Se trata de la segunda peor caída del año, después de que la semana pasada el Íbex cerrara jornada con unas pérdidas del 5,49%.

 En el sector financiero, Bankinter se dejó un 5,89%, por delante de BBVA (-5,76%), Banco Popular (-4,39%), Banco Santander (-4,08%) y Banco Sabadell (-1,15%).

La prima de riesgo ha repuntado de nuevo hasta situarse cerca de los 300 puntos básicos.

La fuerte tendencia bajista de Wall Street y las caídas de los bancos desataron las órdenes de ventas en renta variable europea en un entorno de incertidumbre por la crisis de endeudamiento de la zona del euro —con su último capítulo tras la propuesta franco-germana de suspender las ayudas a los países que no cumplan con su déficit— y el temor a una nueva recesión global tras la rebaja de las previsiones de crecimiento.

El banco estadounidense Morgan Stanley ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para este y el próximo años.

Este año el crecimiento caería al 3,9 %, desde el 4,2 % previsto anteriormente, y en 2012 se situaría en el 3,8 %, en vez de en el 4,5 %, según Morgan Stanley.

Además, se conocieron algunos datos económicos decepcionantes de la mayor economía del mundo, como la solicitud semanal de subsidios por desempleo, el índice de precios de consumo y la actividad económica de la región de Filadelfia.

El índice Filadelfia, que mide la actividad manufacturera de esta región y es un indicador de tendencia, cayó desde 3,2 hasta -30,7 puntos en agosto, el nivel más bajo desde marzo de 2009. Las ventas de casas usadas en EEUU bajaron un 3,5 % en julio y quedaron en una tasa anualizada de 4,67 millones de unidades, el nivel más bajo en ocho meses.

En este entorno de incertidumbre los inversores buscaron puertos seguros. El franco suizo subió pese a las medidas que ha adoptado el Banco Nacional Suizo para evitar su apreciación ya que perjudica las exportaciones helvéticas. Y el oro batió un nuevo récord en 1.8224 dólares en el mercado de Londres.

Otro dato que ha complicado la jornada es la preocupación de la Reserva Federal estadounidense (Fed) por la liquidez de las filiales estadounidenses de los bancos europeos, según el diario The Wall Street Journal: la Fed de Nueva York ha solicitado a estos bancos europeos información de su situación financiera.

Soledad Pellón, de IG Markets, asegura que los bancos son los que más han sufrido los recortes pese a la prohibición de las ventas a corto, lo que demuestra 'lo inútil de la medida' adoptada la pasada semana por los organismos supervisores de los mercados en algunos países de Europa, entre ellos España.

A su juicio, tampoco el encuentro franco-germano ha servido para tranquilizar los ánimos, ya que no se aprobó ninguna iniciativa a corto plazo para atravesar el bache que sufre la economía y los mercados. Por el contrario, ha contribuido a generar más inquietud al volver a poner sobre la mesa la necesidad de gravar las transacciones financieras

'Los mercado sno van a cesar hasta hasta conseguir lo que buscan, que Alemania apruebe la emisión de eurobonos', subraya este experta, quien subraya que 'parece la única salida factible y contundente a los problemas actuales'.

Pellón insiste en que los mercados no van a relajarse hasta que no haya una propuesta firme a corto plazo para la solución de la crisis periférica, y advierte de que 'si antes los ataques iban dirigidos contra la renta fija, ahora van contra la renta variable con una capacidad de contagio absoluta'.

Por su parte, Nuria Alvarez, de Renta 4, subraya que el mercado necesita una 'razón real' para rebotar, algo que no parece vaya a producirse a corto plazo, por lo que advierte de que las caídas pueden continuar.