Público
Público

Bomba cardíaca mantiene con vida a niños que esperan trasplante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Julie Steenhuysen

Una bomba cardíaca en miniatura ayudó amantener con vida durante el tiempo necesario a ocho de nueveniños muy enfermos que esperaban un trasplante cardíaco,informaron investigadores estadounidenses.

Los dispositivos de asistencia cardíaca están ampliamentedisponibles para los adultos con graves problemas en el corazónque necesitan la ayuda de una bomba cardíaca artificialmientras esperan un trasplante.

Pero los dispositivos aprobados para la venta en EstadosUnidos, fabricados entre otros por Thoratec Corp , sondemasiado grandes para muchos de los niños que los requieren.

Y si bien los aparatos más pequeños que se adaptan a laanatomía infantil están autorizados en Europa y otras partesdel mundo, estos dispositivos no tienen aprobación en EstadosUnidos.

"La investigación y el desarrollo de las bombas pediátricasse ha rezagado de manera deplorable", dijo el doctor SanjivGandhi, del Hospital de Niños de Saint Louis en Missouri, cuyainvestigación fue publicada en la revista Circulation.

"Hasta ahora no había bombas disponibles para los chicosque padecen insuficiencia cardíaca en estadio avanzado y quenecesitan algún tipo de puente para seguir adelante mientrasesperan un órgano de un donante compatible", señaló el expertodurante una entrevista telefónica.

Gandhi y sus colegas evaluaron una bomba de este tipo, eldispositivo de asistencia ventricular pediátrico Excor,fabricado por Berlin Heart GmbH, en siete nenas y dos varonesque tenían entre 12 días y 17 años de vida.

Todos los pacientes presentaban insuficiencia cardíacaaguda y pesaban menos de 40 kilos. Uno de los pacientes muriópor insuficiencia renal antes de recibir el trasplante decorazón que esperaba.

Después de 19 meses de seguimiento, los otros ocho chicosestaban vivos y tenían un nuevo corazón.

"Los beneficios potenciales son enormes", dijo Gandhi.

"Muchos de los niños en los que fueron implantadas (lasbombas cardíacas) probablemente no hubieran sobrevivido con laterapia convencional mientras aguardaban un corazóncompatible", agregó el autor.

Gandhi señaló que hubo complicaciones en el camino, peroañadió que todas pudieron ser fácilmente controladas y que losniños que sobrevivieron y recibieron un trasplante de corazónestán teniendo buenos resultados.

El autor explicó que como menos de 100 chicos necesitan undispositivo de asistencia cardíaca anualmente en EstadosUnidos, el mercado pediátrico es demasiado pequeño como paraatraer la atención de los fabricantes de bombas para adultos.