Público
Público

La bomba que explosionó el sábado en Bilbao tenía unos 5 kilos de cloratita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bomba que explosionó el sábado en las instalaciones de un repetidor de televisión a las afueras de Bilbao estaba compuesta por unos cinco kilos de cloratita, según ha informado el departamento de Interior del Gobierno Vasco.

La Ertzaintza avanzó el mismo sábado que el artefacto estaba colocado en una caseta junto a una antena repetidora en un monte en las cercanías de la capital vizcaína y que hizo explosión en cuanto lo tocó el robot de la Unidad de Desactivación de Explosivos.

Por ello, los investigadores sospecharon que la bomba tenía algún dispositivo anti-movimiento y estaba preparada como una trampa para los artificieros que acudieran a manipularla.

La explosión causó "bastantes" destrozos materiales en las instalaciones del repetidor, sin cuantificar por el momento, y dañó el robot de los desactivadores.

Según ha explicado esta mañana en declaraciones a los medios el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, la explosión ha afectado a un repetidor de comunicaciones internas de la policía municipal de la capital vizcaína y a otro del Gobierno Vasco.

La última bomba que hizo estallar ETA contra el juzgado de Bergara estaba compuesta por quince kilos de amonitol, una mezcla de amosal y nitrometano, explosivo de alto poder destructivo que nunca antes había sido empleado por la organización terrorista.