Público
Público

La bomba de Nagasaki sigue causando enfermedades 40 años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

Los sobrevivientes de labomba atómica de Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundialsiguen enfermando por la radiación que recibieron hace 40 años,revela un estudio efectuado en Japón.

Test realizados a los sobrevivientes entre 1985 y el 2004revelaron que quienes habían recibido altos niveles deradiación eran ocho veces más propensos que el resto adesarrollar una rara enfermedad de la sangre.

"Esto suma pruebas al hecho de que la radiación, aún abajas dosis, es peligrosa, y que las enfermedades que produceno son sólo tumorales", dijo David J. Brenner, director delCentro de Investigación Radiológica de la Columbia University,quien no participó del estudio.

El equipo japonés se concentró en los llamados síndromesmielodisplásticos (SMD), en los que daño celular en la médulaósea impide el desarrollo normal de las células sanguíneas.

Aun con una docena de casos de SMD por cada 100.000sobrevivientes al año, Brenner opinó que ocho veces más riesgono impone un aumento demasiado grande. "Es un riesgo relativobastante pequeño de desarrollar los cánceres comunes", dijo.

De todos modos, los resultados se suman a un debate encurso sobre las fuentes modernas de radiación, como latomografía computarizada (TC).

Uno de cada tres estadounidenses desarrolla algún tipo decáncer en su vida, y los científicos estudian si el crecimientodel uso de TC por distintos motivos podría elevar aún más laincidencia de los tumores.

Aunque las nuevas máquinas de TC redujeronsignificativamente la cantidad de radiación que recibe unpaciente, es suficiente una serie promedio de tomografías comopara exponer a los pacientes a la misma dosis de radiación querecibieron los sobrevivientes de Nagasaki que vivían a unoscuantos kilómetros del sitio donde explotó la bomba.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional del Cánceren Estados Unidos en el 2009 reveló que se necesitan 1.000tomografías para causar un cáncer en una persona de 50 años. Demodo que los expertos coinciden en que, bajo ciertascircunstancias, los beneficios superan los riesgos.

El nuevo estudio incluyó a más de 86.000 sobrevivientes dela bomba de Nagasaki; 198 desarrollaron SMD entre 1985 y el2004. Pero el equipo no pudo identificar los casos previos.

El riesgo de enfermedad creció entre un 70 y un 88 porciento por cada kilómetro de proximidad al sitio de laexplosión.

Entre los sobrevivientes que más radiación habían recibido(más de 1 Gy, que equivale a unos cientos de tomografías), 81por cada 100.000 al año tenían SMD. En el grupo de los quehabían estado expuestos al equivalente a una tomografía, elequipo registró 11 casos de SMD por cada 100.000, lo que estádentro del rango para la población general.

La doctora Rebecca Smith-Bindman, de la University ofCalifornia en San Francisco, dijo que las personas con SMDtienen alto riesgo de desarrollar leucemia y agregó que elnuevo estudio es el primero en demostrar que la radiaciónpodría causar SMD décadas más tarde.

"El estudio revela otra consecuencia de la radiación ydebería hacernos aumentar los esfuerzos para reducir todo loque sea posible la exposición a la radiación", dijoSmith-Bindman a Reuters Health.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, online 13 dediciembre del 2010