Público
Público

Un bombardeo de la OTAN mata a siete policías afganos en Kunduz

EEUU celebra la detención en Pakistán de otros dos altos dirigentes talibanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OTAN ha admitido haber matado por error a varios policías afganos a los que confundió con talibanes durante un bombardeo en la región norteña de Kunduz.

La Alianza dijo que estaba investigando el incidente, que ocurrió cuando una patrulla fue atacada y pidió refuerzos aéreos. En el bombardeo aliado subsiguiente, murieron 'varios' policías, según la OTAN, y siete, según el gobernador de la provincia afgana donde sucedieron los hechos, Mohamed Omar.

'El bombardeo no se ha llevado a cabo a propósito. Los agentes de la policía han sido confundidos por talibanes', explicó Omar en declaraciones a la agencia de noticias AIP.

En Kunduz ya tuvo lugar en septiembre un bombardeo de la OTAN ordenado por las tropas alemanas desplegadas en esta provincia que mató a 142 personas, entre ellas decenas de civiles, y que forzó en Berlín la dimisión del ministro de Defensa y de altos cargos del ministerio.

La Alianza admite que las muertes de los policías fueron 'un accidente'

Este nuevo accidente de la OTAN se produce mientras la Alianza lleva a cabo desde el pasado sábado en el otro extremo del país, en la provincia sureña de Helmand, una gran operación antitalibán.

Los esfuerzos para derrotar a los talibanes se han reforzado también en el país vecino, Pakistán, que ayer anunció la detención de dos gobernadores en la sombra de los talibanes, sólo días después de que fuera arrestado el número dos de los talibanes de Pakistán, Abdul Ghani Baradar.

Cuando los talibanes fueron expulsados del poder en 2001, crearon la figura del gobernador en la sombra de cada una de las provincias afganas. Su tarea es organizar las actividades militares en dichas zonas. Los dos detenidos son el mulá Absul Salam, gobernador de la provincia de Kunduz, y el mulá Mir Mohammed, de la provincia de Baghlan. Ambos fueron arrestados en la provincia pakistaní de Baluchistán.

El enviado de Obama califica los arrestos de 'muy significativos'

El enviado especial de la Casa Blanca para la región, Richard Holbrook, atribuyó ayer los recientes éxitos en la lucha contra los talibanes a una 'mejor cooperación' entre Pakistán y Estados Unidos, que lleva años exigiendo a Islamabad que controle a los talibanes.

Holbrook, cuya visita de ayer a Islamabad representa la octava al país en el último año, calificó la captura de Baradar de 'muy significativa' y de 'punto culminante' de la colaboración entre su país y el Gobierno Pakistaní, informó Reuters.

Horas después de su llegada, una bomba en una localidad del cinturón tribal fronterizo con Afganistán mató a 30 personas e hirió a otras 108. El ataque fue perpetrado contra la base de la organización extremista suní Lashkar-e-Islam, alineada con los talibanes, y las autoridades han atribuido el atentado a un grupo integrista rival.