Público
Público

Bono pone en duda un candidato del PSC, un partido que dice que no es el PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Congreso, José Bono, ha puesto hoy en duda que el PSC pueda promover algún candidato para dirigir el PSOE, puesto que los socialistas catalanes "llevan demasiado tiempo diciendo que no son del PSOE", y lo que este partido necesita es un líder que defienda a España "sin complejos".

Ha hecho Bono estas declaraciones tras presidir la colocación en el Congreso de un busto del último presidente de la II República, Manuel Azaña, y ha manifestado que tras la derrota del 20N, entre los socialistas "no es momento de los reproches ni de ajustarnos las cuentas, porque aquí, lo que se dice perder, hemos perdido todos".

Sin pronunciarse por el dirigente que a su entender debería tomar las riendas del partido en el congreso de febrero, sí ha reiterado que a él le gustaría que al nuevo secretario general socialista "no le dé vergüenza, cuando acabe el congreso, gritar ¡Viva España!".

Así que él apuesta porque quien sea elegido nuevo líder socialista sea "un español sin complejos", que no los tenga "ni para defender la solidaridad que España representa", ni tampoco por razones "de territorio, de edad ni de clase"; en suma, aboga por un socialista "moderado" en el sentido de que "no sea dogmático".

"No tengo nada en contra de Rubalcaba ni de Carme Chacón, simplemente digo que el PSOE tiene que ser un partido moderado, no dogmático y tiene que ser español; casi sonroja tener que repetirlo", ha señalado en otro momento.

Preguntado si veía al PSC, ahora encabezado por la ministra de Defensa, Carme Chacón, con capacidad para cumplir con estos requisitos, José Bono ha advertido de que en el PSC "llevan demasiado tiempo diciendo que no son el PSOE, y sería bueno escucharles decir que pertenecen al PSOE.

También ha remarcado que el secretario general de su partido necesariamente tiene que formar parte de él y aunque él siempre ha creído que el PSC pertenece al PSOE, "alguno de sus militantes -ha añadido- se ha esforzado mucho en los últimos años en demostrar que no".

Respecto a los consejos del histórico socialista Alfonso Guerra, quien piensa que la etapa de "las mujeres y los niños primero" ya ha pasado y que el PSOE ahora debe buscar a los mejores, el presidente del Congreso ha explicado que no se trata tanto de "castigar" a jóvenes y mujeres, sino de no prescindir de los ganadores.

"En la dirección de mi partido deben estar gentes que ganen y que nos expliquen cómo se gana", ha subrayado, porque para dirigir al PSOE, según él, "lo primero que hay que hacer es ser ganador, y tenemos que buscar a personas que ganen".

En este sentido, ha puesto como ejemplo al alcalde de Soria, el socialista Carlos Martínez, o al de Toledo, Emiliano García-Page, para afirmar que si no estuvieran en la próxima dirección socialista el PSOE se equivocaría porque ambos sí son ganadores.

También respecto a Alfonso Guerra, Bono no cree que quiera criticar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y de hecho se ha remontado al XXXV Congreso del PSOE, cuando Guerra apoyó a Zapatero en vez de al ahora presidente de las Cortes.

El PSOE no ha decidido aún quién dará la réplica a Mariano Rajoy en el debate de investidura y aunque José Bono ya no formará parte del Parlamento, él cree que la experiencia sobre estos debate dice que será el candidato del PSOE en las elecciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien cumplirá con este papel.

Bono ha confirmado que aunque antes de convocarse las elecciones él ya dijo que quería abandonar la primera línea de la política, él tratará de ayudar en lo que pueda a su partido sin que sus palabras "se interpreten negativamente contra nadie que tenga el carné del PSOE".