Publicado: 06.11.2013 19:50 |Actualizado: 06.11.2013 19:50

Botella carga contra los sindicatos de limpieza: "Queman contenedores y coches"

La alcaldesa acusa a los trabajadores de ensuciar la ciudad con sus "actos vandálicos". Los sindicatos condenan los episiodios de violencia y culpan al Ayuntamiento y a las empresas del estado de las calles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, lejos de buscar una solución a la huelga que mantiene la ciudad inundada de basura, ha acusado este miércoles a los sindicatos convocantes del paro en limpieza y jardinaría de cometer "actos vandálicos" como quemar contenedores y coches y  ensuciar la ciudad.

Preguntada por la huelga en la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria de la Junta de Gobierno que este miércoles ha aprobado el proyecto de presupuestos municipales para 2014, la alcaldesa ha manifestado: "Los sindicatos deben respetar las condiciones de una huelga legal".

"No deben hacer actos vandálicos y deben respetar los servicios mínimos y no deben destruir y quemar contenedores y coches particulares", ha dicho.

La regidora no tiene dudas de que "Madrid hoy está sucio como consecuencia de los actos vandálicos porque si los sindicatos hubieran mantenido las condiciones de la huelga hoy la ciudad no estaría como está".

Desde los sindicatos han dejado paptente su repulsa a los actos de vandalismo, presentes desde que comenzó la huelga, hace dos días.

En un comunicado conjunto, CCOO, UGT y CGT aseguran que la quema de contenedores y vehículos es un "atentado directo" contra la ciudad y sus ciudadanos, "que lejos de apoyar al movimiento obrero lo deslegitima y lo perjudica".

"Los sindicatos pedimos a cualquier persona, tenga o no relación con los servicios, que cejen de realizar este tipo de acciones y que demuestren su apoyo con quejas al Ayuntamiento de Madrid por subirnos los impuestos y reducirnos los servicios", recalcan a continuación.

El martes, cinco personas fueron detenidas en el barrio de Carabanchel y otras 29 fueron identificadas en diversos distritos por desórdenes públicos. Algún coche fue calcinado, los contenedores volvados y quemados, al igual que las papeleras.

Juan Carlos del Río, representante de UGT, afirmó el martes a Público que desconocen si los detenidos son trabajadores o no, pero que en cualquier caso, "hay mucha tensión" dentro de la plantilla, que va a ser "condenada a la exclusión social si las empresas ejecutan los despidos y las rebajas salariales que han anunciado", una tensión que puede manifestarse en "formas injustificables", dijo. Desde CGT, su portavoz Francisco Javier Palacios, también condenó los actos.

En todo caso, ha insistido la alcaldesa, el Gobierno municipal respeta el derecho de huelga "como no podía ser de otra manera" y también "la autonomía de la negociación entre empresas y sindicatos", que, según ha revelado, estaban reunidos en ese momento.

Pero las uniones sindicales sostienen que el Ayuntamiento de Madrid y las empresas concesionarias son los "únicos culpables de esta situación" y que, lejos de "intentar solventar el problema que han creado", intentan "desviar la atención ciudadana" sobre los actos de violencia.