Publicado: 27.12.2013 17:49 |Actualizado: 27.12.2013 17:49

Botella intenta desalojar el local de un banco de alimentos por Navidad

Activistas del 15-M del madrileño barrio de Tetuán consiguen parar en la calle el intento de desalojo del local que utilizan para repartir comida entre los más desfavorecidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esta mañana a las 8.00 horas, un numeroso dispositivo de la Policía Municipal de Madrid se ha presentado en el edificio del Mercado de San Enrique que aloja el banco de alimentos del 15-M del barrio de Tetuán con el fin de cerrarlo y expulsar del local que lo alberga, cedido por la Asociación de Vecinos de Tetuán (igualmente desahuciados), a los voluntarios del movimiento social que desde hace unos meses recogen alimentos para entregárselos a los más desfavorecidos. Gracias a la presencia de un nutrido grupo de vecinos del barrio y activistas, convocados por redes sociales con la etiqueta #StopPrecinto, los agentes han desistido en su empeño.

Se da la coincidencia de que la concejala de Ayuntamiento de Ana Botella que lleva tiempo promoviendo el desalojo de deste edificio, situado en la golosa zona inmobiliaria de Tetuán, Paloma García Romero, está casada con un importante constructor que fue el abogado del tránsfuga que junto a Sáez permitió que Esperanza Aguirre accediese de modo fraudulento al gobierno de la Comunidad de Madrid en lo que se conoció como el tamayazo. La concejala que ahora insiste en cerrar un banco de alimentos para necesitados en plena Navidad, estuvo entonces imputada en el tamayazo al filtrarse las llamadas que Tamayo hizo tanto a su marido como a ella para dar a Esperanza Aguirre una presidencia que la "lideresa" supo recompensar.

El grupo de activistas que esta mañana atendía sus tareas de distribución de alimentos a familias necesitadas lo tiene claro, "quieren cerrar todo el edificio para poder construir. Esta es la octava prórroga, porque llevan amenazando con el desahucio desde hace 3 años. Esto es parte del mercado municipal, es propiedad municipal y los locales tienen una concesión de 50 años que creo que finalizaron sobre el 2007 y luego ha habido sucesivas prórrogas, pero el Ayuntamiento ha cometido un montón de irregularidades", aclaran los activistas, "porque ha seguido realizando contratos a los locales que había aquí sin licencia". Denuncian que aunque este asunto se ha llevado a la Junta Municipal de Distrito en innumerables ocasiones, se ha ignorado.

Finalmente, después de que un grupo de activistas impidiera el paso a los agentes municipales, se ha comunicado que hoy no se precintaría el banco de alimentos ya que el próximo lunes la Junta Municipal se reunirá con sus representantes para negociar. Pero muchos de los activistas temen que no sea más que una estrategia para ganar tiempo, "porque sabemos que la concejala quiere que el 1 de enero esto esté vacío para empezar el año especulando inmobiliariamente", aclara una voluntaria.

La mayoría de viandantes estaban escandalizados ante la iniciativa del Partido Popular de cerrar un banco de alimentos en plena Navidad. "¿Qué le molesta a nadie que una buena gente le dé comida a los más necesitados?", preguntaba indignada una vecina. "Quizás crean que les quita el monopolio a su caridad de Iglesia y sus organizaciones que luego se beben los zumos de los pobres en sus banquetes", apostillaba otra vecina en referencia a la política del PP Regina Arocha, responsable de organizar el desayuno navideño celebrado el pasado miércoles en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en el que se sirvieron tres litros de zumo procedente del Banco de Alimentos.