Publicado: 17.11.2013 20:19 |Actualizado: 17.11.2013 20:19

Botella pide endurecer la Ley de huelga tras el éxito de la de limpieza

Atribuye a sus medidas la desconvocatoria del paro, y afirma que se han salvado los empleos "gracias a la flexibilidad que ha traído la reforma laboral aprobada por el Gobierno"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ana Botella ha exigido este domingo una reforma de la Ley de huelga tras el éxito logrado por el paro indefinido de trabajadores de limpieza en Madrid, que han frenado el despido de más de 1.000 compañeros. La alcaldesa, en rueda de prensa, se ha mostrado satisfecha porque no vayan a producirse despidos, y ha cifrado en medio millón de euros los daños en el patrimonio durante el paro.

Pero además, ha pedido la modificación de la ley de huelga para evitar el incumplimiento de los servicios mínimos. A continuación, ha dicho que las medidas aplicadas por el Ayuntamiento han permitido que esta medianoche quede sin efecto la huelga.

"No es posible que la convivencia ciudadana, ante un derecho constitucional como es el de la huelga, se pueda ver alterada hasta límites intolerables", ha declarado Ana Botella, al tiempo en que ha insistido en que "es necesario, por tanto, abordar las normas que regulan el derecho de huelga, insuficientes" y que, a su juicio, "están basadas en un real decreto del año 77, anterior a la Constitución".

En este sentido, ha hecho hincapié en que se trata de un modelo "obsoleto" frente a una "reivindicación histórica de la sociedad española". Así, ha añadido que los ciudadanos de la capital "no pueden volver a ser los rehenes de los protagonistas de un conflicto que hoy ha finalizado", ha declarado.

Asimismo, ha llegado a decir que el "fin del conflicto", a su juicio, "no va a suponer ningún despido gracias a la flexibilidad que ha traído la reforma laboral aprobada por el Gobierno". "Un final que confirma que no había ninguna relación causa-efecto entre los nuevos sistemas de contratación y la pérdida de empleo. No desistiremos de nuestro objetivo de proporcionar a los madrileños servicios de más calidad con un menor coste", ha remachado.

Además, ha defendido la concentración de los contratos de servicios de limpieza y mantenimiento de la ciudad en uno solo porque, desde su punto de vista, se produce una "sinergia" que reduce los costes.

La alcaldesa ha agradecido a los ciudadanos y a las fuerzas de seguridad su comportamiento a lo largo de los trece días de huelga y ha asegurado que "ni un solo euro de los costes repercutirán en el bolsillo de los madrileños".

Asimismo, la alcaldesa ha anunciado la suspensión de las "medidas extraordinarias" que ordenó para "hacer cumplir los servicios mínimos" en la huelga de limpieza viaria y jardinería de Madrid, por lo que quedarán sin efecto esta media noche, después de que los paros hayan sido desconvocados esta tarde.

Por tanto, los empleados de la empresa Tragsa, contratada por el Consistorio para cumplir los servicios mínimos desde la madrugada de ayer sábado, dejarán ya de barrer las calles madrileñas.

En la rueda de prensa de urgencia ofrecida en la sede del Ayuntamiento esta tarde, Botella ha agradecido a los madrileños su "paciencia" y ha destacado su "comportamiento ejemplar". Además, ha trasmitido el "reconocimiento" del Ayuntamiento para con aquellos que hayan podido haber visto "lesionados" sus derechos.

Asimismo, ha hecho hincapié en que Madrid ha sufrido las consecuencias de un conflicto laboral y que se ha dado un "intento deliberado" por hacer que las calles de la capital estuvieran en la "peor situación posible".

 

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha afirmado este domingo que le produce "auténtico sonrojo" la rueda de prensa ofrecida por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, tras el fin de la huelga de limpieza viaria de Madrid, porque "ha sido la causante de que Madrid haya estado trece días en vilo e intente ahora presumir de su gestión".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz socialista en el Consistorio ha indicado que Ana Botella "no conoce bien" lo que es la reforma laboral, después de que la alcaldesa haya atribuido el fin del conflicto a la reforma legislativa.

Dicho esto, Lissavetzky ha destacado que el "triunfo" ha sido de la negociación colectiva entre empresarios y sindicatos y ha añadido que "no hay nada más contrario" a ello que "la reforma laboral de Rajoy".

Por ello, ha agradecido a los sindicatos y empresarios que hayan alcanzado un acuerdo a través de la negociación colectiva y ha destacado que las asociaciones sindicales con ello "refuerzan su papel como defensores de los trabajadores".

Asimismo, ha manifestado que la imagen que ha dado Madrid en los últimos días es "difícilmente recuperable" y ha añadido que se trata de "la peor de los últimos veinte o treinta años" Además, ha advertido de que para cambiar esta imagen "seria necesario gastar más de lo que presuntamente dice que se ahorra con estos contratos".

"Su sensibilidad social es igual a cero", ha criticado Lissavetzky en relación con las declaraciones de la alcaldesa de Madrid sobre la necesidad de reformar las normas que regulan el derecho a la huelga.

Por último, ha querido expresar su "satisfacción" por el acuerdo alcanzado que, desde su punto de vista, permite que Madrid vuelva a la "normalidad".