Público
Público

"Botella quiere hacer negocio privado con las casas sociales"

El PSOE reclama al Ayuntamiento de Madrid que dé marcha atrás en la operación de venta de cinco inmuebles de la EMVS y en el desalojo de sus inquilinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE ha reclamado al Ayuntamiento de Madrid que paralice la operación para vender varios bloques de viviendas sociales municipales y el desalojo de sus inquilinos.  Los portavoces del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, y en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, han visitado este viernes a los inquilinos de cinco inmuebles del centro de la capital a los que podrían desalojar por la intención del consistorio de vender estos edificios para obtener liquidez.

Soraya Rodríguez ha solicitado a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que paralice los desahucios que afectan a las 117 familias que viven en estos inmuebles, para que así la voluntad del Gobierno del PP 'de abordar este grave problema de los desahucios sea una voluntad creíble'. 'No estamos ante un desahucio por falta de pago de la renta', ha señalado la portavoz socialista, quien ha denunciado que la alcaldesa 'ha decidido convertir una propiedad social del Ayuntamiento de Madrid en una propiedad privada'. 'Está decidida a hacer negocio privado con las casas sociales de todos los ciudadanos madrileños y de los que ocupan con un legítimo contrato estas viviendas', ha afirmado.

Por su parte, Jaime Lissavetzky ha criticado a Ana Botella porque con su actuación sobre estos desahucios 'intenta ser más la presidenta de un banco que la alcaldesa de todos los madrileños'. 'Exigimos a la alcaldesa de Madrid que dé marcha atrás en esta política injusta y propia de un banco ni siquiera malo sino perverso, que quiere echar a unos vecinos que tienen sus derechos adquiridos para hacer caja', ha reclamado.

Los inquilinos de los cinco inmuebles, propiedad de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), proceden de realojos anteriores. El consistorio les ofreció sus actuales viviendas, de protección oficial y promoción pública, con un régimen de alquiler social a un precio más barato que el del mercado.

A finales de noviembre, los inquilinos empezaron a recibir cartas del Ayuntamiento de Madrid en las que les informaba de que finalizaba su alquiler y les indicaba la fecha en la que tendrían que abandonar su casa, que en algunos casos era el 13 de diciembre. La inmobiliaria Renta Corporación, que firmó con el Ayuntamiento de Madrid el pasado 18 de octubre un contrato de opción a compra para adquirir estos inmuebles, finalmente ha dado marcha atrás en sus planes porque no quiere 'ningún conflicto social', según afirmaron a Efe fuentes de la empresa.

Para Rodríguez, casos como el de estas viviendas demuestran que el decreto-ley sobre la moratoria en desahucios es 'insuficiente' porque no evita que la gente pierda la propiedad de su casa', por lo que ha pedido que el Gobierno y los partidos políticos trabajen de forma conjunta. 'Hay que reformar leyes si queremos cambiar la situación', ha dicho la portavoz, quien ha recordado que en la actualidad se producen 'cinco veces más desahucios en España que al inicio de la crisis' porque la gente 'pierde su trabajo y no puede pagar su hipoteca'.

La portavoz del PSOE en el Congreso  ha pedido al Gobierno una voluntad 'creíble' para abordar el 'grave problema de los desahucios' y que así demuestre que lo que hace falta no son 'recortes' sino 'reformas en favor de la gente'. 'Este gobierno, que continuamente habla de reformas cuando sólo habla de recortes', ha dicho la portavoz socialista, 'tiene ahora una posibilidad de demostrar' que lo que 'realmente hace falta' son 'reformas en favor de la gente'.

Precisamente hoy el Gobierno ha aprobado en el Consejo de Ministros el Plan Estadístico Nacional, en el que tienen previsto incluir las estadísticas sobre desahucios existentes en España.