Público
Público

La Botica de Silos (Burgos) inspira la farmacopea artística de la belga Lili Dujorie

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La antigua Botica del monasterio de Santo Domingo de Silos (Burgos), fechada en 1705 y que aún se conserva, ha inspirado a la artista belga Lili Dujorie la creación de un peculiar jardín botánico a base de plantas medicinales presentadas hoy con el lema de "La naturaleza es sabia".

El cenobio benedictino, erigido durante los últimos años en una sala de arte contemporáneo de referencia internacional, acoge hasta el 25 de septiembre a una serie de veinticinco plantas medicinales elaboradas por Dujorie en papel maché y especialmente concebidas para este espacio expositivo.

Se trata de piezas inspiradas en las flores medicinales cultivadas en Occidente desde la época clásica hasta nuestros días, no de simples reproducciones, sino la imagen que de ella ofrecen los libros de la época medieval donde resaltan las partes más curativas de las plantas, aún sin respetar su proporción real.

Dujorie, que no ha podido asistir a la apertura de "La naturaleza es sabia", se articula en tres espacios expositivos dentro del museo.

La subdirectora del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y comisaria de la exposición, Lynne Cooke, ha explicado que la artista ha querido centrarse en la curación que, mediante plantas medicinales, se realizaba tradicionalmente en los monasterios, caso del de Santo Domingo de Silos y que de alguna manera sirve para recordar "un aspecto de la vida" del cenobio "bastante olvidado".

La exposición forma parte de las organizadas durante los últimos años merced a un convenio con el propio monasterio y con la Cámara de Comercio e Industria de Burgos, en un intento de combinar el peso histórico del monasterio y las nuevas tendencias artísticas.

El repertorio, además de las flores medicinales, reúne obras de diversas etapas de la trayectoria artística de Lili Dujourie.

En la antesala se puede ver la pieza "Maagdendale", creada en 1982 y primera de una serie de esculturas de terciopelo que inició en la década de 1980, y otra que ocupa la antecámara de la galería, basada en una combinación de telas, fundamentalmente terciopelo rojo y verde en forma de cortinaje, y piezas realizadas en arcilla.

Ya en el interior de la sala de exposiciones, Dujourie yuxtapone obras de dos series diferentes de naturalezas muertas: el conjunto de tres esculturas tituladas Initialen der stilte (2005) y su última serie de obras, Ballade (2011), creadas en papel maché expresamente para este recinto.

Lili Dujourie nació en Roeslaare, Bélgica, en 1941 y actualmente vive y trabaja en Lovendegem, cerca de Gante.

Su trabajo ha sido exhibido ampliamente desde finales de los años setenta y últimamente se ha mostrado en exposiciones como la Bienal de Sharjah (2009); WACK! Art and the Feminist Revolution, en PS1, Nueva York; MoCA, Los Ángeles (2008); la bienal de Gwanju, Corea del Sur (2008); y Documenta 12, Kassel (2007).

En 2005, una gran retrospectiva de su trabajo fue presentada en el Palais des Beaux Arts en Bruselas.