Público
Público

Botín asegura que los resultados del Santander son "magníficos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, calificó de "magníficos" los resultados del 2007, con un beneficio de 9.060 millones de euros, y explicó que la caída del 21,6 por ciento que registran las acciones del banco en 2008 se debe a las perspectivas globales en EEUU y otras economías.

En la presentación de los resultados del grupo, un 19 por ciento superiores a los del año anterior, Botín aseguró que no ve "ningún escenario" que haga cambiar las previsiones de que el beneficio por acción crezca por encima del 15 por ciento en 2008 y 2009, después ganar el 21,4 por ciento en 2007, por una caída del 18 por ciento registrada por la media de los 20 mejores bancos del mundo.

Pese a indicar que el banco se ha colocado el quinto de mundo en resultados y el octavo en capitalización bursátil, Emilio Botín advirtió que la entidad ha sido "muy realista" respecto a la situación económica de "aterrizaje suave" y "ajuste lógico" después de años de crecimiento.

En 2008, según Botín, habrá "un menor crecimiento" pero existen "fortalezas" de la economía española que "va a amortiguar la desaceleración", como un "sector financiero muy fuerte", un superávit de cuentas públicas que "ofrece margen de maniobra en época de ajuste" y unas empresas grandes, con recursos propios del 13 por ciento e intereses en el exterior.

También destacó la necesidad de "reformas" que aumenten la competitividad y aconsejó, para superar los problemas en el sector financiero internacional, que exista un "ejercicio de transparencia y realismo para que los mercados no estén intranquilos".

En concreto, Botín aseguró que el Banco Santander no está limitando el crédito ni tampoco tiene productos como los relacionados con las hipotecas de alto riesgo ("subprime"), pues -indicó- la entidad financiera no ofrece "cosas raras que en la casa ni entendemos".

Para 2008, Emilio Botín indicó que es "muy optimista", a pesar de las "incertidumbres", pues existe un "futuro sólido" en banca comercial y "no necesitamos hacer compras para crecer", pues para adquirir un nuevo negocio, después del desembolso de 11.000 millones de euros por una parte de ABN Amro, "seremos más estrictos que nunca" y "tendrán que ser auténticas gangas".

Respecto a la operación de compra de este banco holandés, realizada en consorcio junto a RBS y Fortis Bank, Emilio Botín indicó que "la más importante a nivel internacional" y ha demostrado el buen hacer del banco con una suscripción de bonos convertibles por más de 7.000 millones de euros, la venta de sus inmuebles y otras operaciones con "activos no estratégicos" en Intesa-San Paolo, fondos de pensiones en Argentina y Antonveneta, un banco "muy interesante, pero algo pequeño" para los planes del Santander en Italia.