Público
Público

Botín considera inadecuada una subida de impuestos a la banca

Asegura que es necesario evitar que el contribuyente tenga que pagar los costes de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha asegurado que los impuestos al sector financiero 'no son la medida adecuada' para evitar que el contribuyente tenga que asumir los costes de una crisis, ya que 'no resuelven ninguna de la causas que la originaron, ni ayuda a prevenirlas', y pueden convertirse en un 'obstáculo' para la recuperación'.

Durante la celebración de la III Conferencia Internacional de Banca, Botín ha resaltado que establecer un impuesto al sector sería una medida 'ineficiente y discriminatoria' que tendría efectos 'distorsionadores' y consecuencias 'negativas' para la estabilidad financiera.

'Las entidades no viables deben ser rescatadas con dinero público'

'Pensar que un impuesto especial para la banca va a servir para reforzar el sistema financiero es un error. Este impuesto sería un obstáculo para la recuperación', ha subrayado. Asimismo, ha resaltado que no diferencia entre entidades bien y mal gestionadas, entre aquellas que no han necesitado ayuda pública y aquellas que pusieron en peligro al sector financiero y a sus economías.

'Su introducción presupone que las entidades con problemas serán rescatadas. Este supuesto aumenta el riesgo moral y pondría incentivar la asunción excesiva de riesgos. Las entidades no viables deben salir del mercado y no deben ser rescatadas con dinero público', ha resaltado.

En este sentido, ha señalado que las entidades que han recibido ayudas debe devolverlas y deben crearse Fondos de Garantía de Depósitos predotados por las entidades financieras y con capacidad de intervención en caso de crisis.

A su juicio, el debate debe centrarse en aquellas medidas que permitan que el sistema financiero funcione correctamente, se reduzca la probabilidad de crisis y existan los mecanismos adecuados para gestionarlas.

El presidente de la entidad también ha asegurado que ante la progresiva retirada de estímulos públicos como motor de crecimiento 'es necesario y positivo' un mayor liderazgo del sector privado para que se consolide la recuperación.

En este sentido, también ha resaltado que el sector bancario tiene que jugar de nuevo 'un papel clave' en este proceso porque 'no hay economía sana sin banca sana', y ha añadido que, a pesar de que se ha avanzado mucho en la reforma financiera internacional, aún hay mucho trabajo por delante. 'Hay que rematar la faena', ha apostillado.

Botín considera necesario defender el papel de la banca comercial como motor de crecimiento

Asimismo, ha subrayado que a raíz de la crisis financiera internacional el sector ha vivido momentos de mucha sensibilidad de la opinión pública hacia los bancos, por lo que ha considerado necesario defender el papel que ha jugado y juega la banca comercial como motor del crecimiento económico.

'Esta labor ha de ser reconocida y puesta en valor de cara a la fase de recuperación en la que nos encontramos. Con ello se recuperará la confianza en el sector, se normalizarán los mercados financieros y el crédito podrá volver a fluir', ha resaltado.

En este sentido, ha insistido en diferenciar bien la banca de inversión de la banca comercial y en que la solución al riesgo sistémico no está en exigir requisitos adicionales a una lista de entidades, sino que cualquier nueva exigencia debe tener en cuenta todas las particularidades de una entidad.

'Es necesario avanzar en mecanismos de resolución que permitan la salida ordenada o la venta de aquellas entidades que no puedan superar la crisis. No es admisible que el contribuyente tenga que asumir los costes de una mala gestión', ha señalado.