Público
Público

Botín descarta que los últimos nombramientos supongan un cambio de política

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, subrayó hoy que los nombramientos de los nuevos responsables de la filial británica, Ana Patricia Botín, y de Banesto, Antonio Basagoiti, no supondrán un cambio en la política del banco "ni en Reino Unido ni en España".

"Para el Santander es estratégico tener dos marcas en España", dijo Botín, en referencia a Banesto, durante la conferencia de prensa convocada para presentar la unificación de marcas del banco en Brasil.

Emilio Botín destacó que la forma de abordar estos dos cambios "demuestra la rapidez con la que actúa el Banco Santander". "En dos días hemos tomado las medidas oportunas", añadió.

El presidente del Santander dijo que Ana Patricia Botín, hasta ahora presidenta de Banesto, era "la persona idónea" y la "mejor candidata" para dirigir la filial en el Reino Unido, tal y como acordó "por unanimidad" la comisión ejecutiva del banco.

"Pensamos por unanimidad en la comisión ejecutiva que Ana Patricia Botín era la persona idónea. Ha hecho una labor muy buena en Banesto", explicó.

Ana Patricia Botín será la consejera delegada de la división del Grupo Santander en el Reino Unido en sustitución de Antonio Horta-Osório, que se convertirá en el primer ejecutivo del banco británico Lloyds.

Su puesto al frente de Banesto será ocupado por Antonio Basagoiti, ex presidente de la compañía eléctrica Unión Fenosa (ahora integrada en Gas Natural) y consejero del Santander, aunque como presidente no ejecutivo.

Botín elogió el trabajo del hasta ahora responsable del banco en Reino Unido, António Horta-Osório. "Es un gran profesional, le gustan los retos y seguro que hará una gran labor en Lloyds", señaló.

Por otro lado, Emilio Botín adelantó que viajará la próxima semana a Qatar para profundizar el acuerdo suscrito con Qatar Holding, entidad que ha tomado una participación del 5 por ciento en Santander Brasil.

En este punto, explicó también que el banco ya tiene en caja los 2.800 millones de dólares (1.950 millones de euros) de los bonos convertibles suscritos por Qatar Holding.

El presidente del Santander aseguró que el banco se siente "muy cómodo" con las nuevas exigencias de capital planteadas por los reguladores financieros internacionales, conocidas como Basilea III.

En este sentido, recordó que el Santander prevé cerrar este año con un "core capital" (activos de máxima calidad) del 8,6 por ciento, frente al 8,5 por ciento del tercer trimestre, y alcanzar el 9 por ciento en 2011.

DISPLAY CONNECTORS, SL.