Público
Público

Botín se jacta de no haber realizado ningún desahucio desde noviembre

El presidente del Banco Santander tacha de "muy malo" el decreto de la Junta de Andalucía sobre desahucios que prevé la expropiación de viviendas a los bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, defiende la política llevada a cabo por los bancos españoles ante los problemas de los ciudadanos a la hora de hacer frente al pago de sus hipotecas inmobiliarias y ha considerado 'muy mal, fatal', el Decreto Ley de Función Social de la Vivienda aprobado por la Junta de Andalucía,  permitirá la expropiación temporal de viviendas a los bancos para impedir desahucios y sancionar a las entidades financieras que no alquilen su stock de viviendas vacías.

'Ese tipo de medidas no ayuda en absoluto a la economía española', ha manifestado Botín, que ha presidido este viernes la junta general de accionistas de Universia, celebrada en Málaga.

En el caso del Banco Santander, ha subrayado que desde el pasado mes de noviembre no se ha hecho ni un solo desahucio. 'Mis directores tienen instrucciones de ver caso por caso cuando hay problemas'. Según ha expuesto, se ha aplazado el crédito de casi 20.000 familias, por un importe de 2.000 millones de euros, y se han bajado las condiciones.

Se trata, como ha recordado, de medidas voluntarias adoptadas para familias con problemas desde hace dos años por el Santander y por otros bancos españoles.

En este punto, ha querido distinguir entre los bancos, que 'han hecho una labor absolutamente encomiable, sin pedir ayuda al Estado para nada', y las cajas, algunas de las cuales 'han tenido que pedir ayudas, por unos 55.000 millones de euros, que han creado todos estos problemas'.

Con las protestas de fondo de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en la Facultad de Comercio y Gestión de la Universidad de Málaga (UMA), donde se celebraba la junta general de accionistas de Universia, Botín ha reconocido que 'el desahucio es la peor solución que se puede dar, es algo muy malo'.

Sobre la Ley Hipotecaria, el banquero ha indicado que 'para España es importantísima, porque es la forma de que en el futuro se sigan dando créditos en buenas condiciones'. Ha admitido que estaba 'preocupado' ante la posibilidad de que 'se hicieran cambios que incentivaran a no pagar, cuando los españoles que tienen casa pagan en conjunto muy bien'. Una alusión muy clara a la dación en pago con carácater retroactivo que exige la PAH.

'Habría sido gravísimo que eso se hubiera alterado', ha apostillado.

Por tanto, el responsable del Santander ha concluido que las medidas aprobadas en relación con la Ley Hipotecaria 'son duras y nos cuestan dinero a los bancos, pero creo que son positivas'.

Respecto a la situación económica, el presidente del Banco Santander, considera 'muy importante' que el Banco Central Europeo (BCE) 'sea más activo en las reformas', y ha situado el cambio de ciclo económico en España a principios de 2014. Ha resaltado que 'es muy importante lo que haga Europa' y se ha referido a medidas como la bajada por parte del BCE de los tipos de interés oficiales al 0,5%. No obstante, ha precisado que 'a veces tampoco basta con lo que haga el Banco Central Europeo, sino que los gobiernos sigan y vayan un poco más deprisa'.

Ha hecho hincapié en que la situación actual de España es 'de las más difíciles' por las que ha atravesado el país, pero también se ha mostrado 'optimista' porque 'estamos abajo del todo, en el suelo, y no vamos a bajar más'.

En este punto, ha reiterado que 'estamos cerca de un cambio de ciclo' y se ha mostrado convencido de que para principios de 2014 'empezaremos a crear empleo'. No obstante, ha señalado que bajar el 27% de desempleo a unas tasas razonables 'tardará mucho tiempo'. Pero lo importante, a su juicio, es que el Gobierno adopte las medidas que debe tomar y, de hecho, ha considerado que 'está haciendo todo lo que puede'.