Público
Público

BP se defenderá por el vertido mientras Obama ultima su mensaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentará el martes un plan para reducir la dependencia que tiene el país del petróleo, mientras los congresistas culpan a la cultura de reducir costes de BP por el peor vertido en la historia de la nación.

Un día después de que las acciones de BP cayeran un 9 por ciento en Londres y Nueva York, los legisladores tienen previsto preguntar al jefe de la firma en Estados Unidos, Lamar McKay, por qué la petrolera tomó decisiones que parecían priorizar el ahorro en los costes en lugar de la seguridad.

BP ha perdido cerca de la mitad de su valor de mercado desde mediados de abril, cuando la explosión y hundimiento de una plataforma contratada por la firma dañó el pozo que perforaba en el lecho marino, provocando el enorme derrame en el Golfo de México.

El coste de asegurar crédito de BP creció el martes después de que Fitch Ratings rebajara su nota en siete escalones debido a gastos a corto plazo para compensar a las víctimas del vertido del pozo accidentado del Golfo de México.

La agencia calificadora redujo la calificación de BP a "BBB", desde "AA", y la dejó "en observación de evolución", debido a crecientes riesgos de que la petrolera tenga que colocar dinero en una cuenta bajo la custodia de un tercero.

Más de 50 senadores demócratas propusieron el lunes que la compañía haga un pago de 20.000 millones de dólares a una cuenta gestionada de forma independiente para cubrir las compensaciones para víctimas y la limpieza.

Además, varios políticos estadounidenses han pedido que BP aplace sus dividendos trimestrales para garantizar que tenga suficiente dinero a mano para cubrir estos gastos.

ANUNCIOS DE OBAMA

McKay ha asistido a una audiencia en el Congreso junto a ejecutivos de Exxon Mobil, Chevron, ConocoPhillips y Royal Dutch Shell, que intentan evitar que las repercusiones del desastre se propaguen a toda la industria.

"Este incidente representa una dramática desviación de las normas de la industria en la perforación en aguas profundas", escribió el presidente del consejo y consejero delegado de Exxon Mobil, Rex Tillerson, en una declaración preparada obtenida por Reuters.

La explosión del 20 de abril en la plataforma petrolera causó la muerte de 11 trabajadores.

El vertido ha contaminado 190 kilómetros de costa estadounidense sobre el Golfo, ha puesto en riesgo la industria pesquera y turística local y ha provocado la muerte de aves, tortugas marinas y delfines.

En una semana clave en la crisis, Obama pondrá fin el martes a un viaje de dos días por la zona afectada antes de regresar a Washington, desde donde ofrecerá un discurso que se emitirá por televisión.

Un portavoz dijo que el discurso de Obama se centraría en formas de acelerar el pago de daños y planes para lidiar con el pozo dañado y también trazaría un plan para reducir la dependencia de Estados Unidos de los combustibles fósiles.

"Hablará sobre cuál debe ser nuestra estrategia fundamental de energía en el futuro para reducir nuestra dependencia del petróleo y de combustibles fósiles", dijo un responsable de la Casa Blanca.

Algunos residentes de la zona del Golfo están molestos con Obama.

"Esto es ridículo. Esto es Estados Unidos. ¿Están dejando que BP controle este país? ¿O alguna otra compañía petrolera? ¿Qué está ocurriendo en este mundo?", dijo Terry Alexis en Empire, Luisiana, dedicado a la recogida de ostras.