Público
Público

BP protagoniza las mayores pérdidas de la historia británica

La petrolera británica, responsable del vertido de fuel en el golfo de México, pierde de más de 13.000 millones de euros en el segundo trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los peores pronósticos se han confirmado para BP. La petrolera presenta unas pérdidas de 17.000 millones de dólares en el segundo trimestre del año, después de tener que reservar 32.200 para sufragar los costes del vertido en el Golfo de México.

Se esperaba que los resultados de la compañía fueran los peores de la historia. Lo que no se preveía era una cifra tan alta para las reparaciones del vertido. En esos 32.200 millones (unos 24.770 millones de euros) van incluidas tanto las indemnizaciones como el coste de las limpiezas en sí.

Además, la compañía anunció en un comunicado que venderá 30.000 millones de dólares en activos, lo que según ellos dejará a la empresa con un 'negocio de Exploración más reducido pero de mejor calidad'.

Al mismo tiempo se anunció la salida para el 1 de octubre de Tony Hayward, el director ejecutivo de la compañía, tras las presiones por la mala gestión del peor vertido en la historia de EEUU. El consejo de la petrolera se reunió durante todo el día de ayer en su sede central de Londres para evaluar la mejor manera de hacer frente a los cambios.

Hayward no se irá con las manos vacías y podrá cobrar el millón de libras de su sueldo de este año, además de acceder desde el primer día a la pensión de 10,1 millones de libras que le corresponde.

Según adelantaron ayer varios medios, la compañía le ha ofrecido un puesto no ejecutivo en la petrolera rusa TNK-BP, de la que posee la mitad de las acciones. Algo que la prensa británica ha calificado como un destierro a Siberia.

El hombre que lo sustituirá será el neoyorquino Bob Dudley, que hasta ahora ha estado encargándose de la organización de las tareas de sellado y limpieza en EEUU.

BP ha estado en el disparadero en los últimos días no sólo por la gestión del vertido. EEUU investiga si la petrolera estuvo detrás de la liberación el pasado verano del terrorista libio Abdelbaset Al Megrahi, autor del atentado contra un avión de Pan Am en Lockerbie en diciembre de 1981.

En 2003, Reino Unido y Libia firmaron un acuerdo de colaboración para la liberación de varios presos libios. A los dos meses del pacto, BP consiguió un jugoso contrato para explotar las reservas de crudo libio, cuya extracción comenzó este verano. El Comité de Asuntos Exteriores del Senado estadounidense decidió investigar los motivos de la liberación de Al Megrahi y son muchos los que apuntan a que la compañía presionó para que el terrorista regresara a Libia.

Varios activistas de Greenpeace han emprendido una acción esta mañana en el centro de Londres que ha terminado con el cierre de 20 gasolineras de la compañía británica, según ellos. Un portavoz de BP ha calificado los actos como 'un acto infantil e irresponsable que pone en peligro la seguridad' de sus estaciones de servicio.