Público
Público

Brad Pitt dice que "la paternidad pone todo en una perspectiva perfecta"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Brad Pitt, candidato al Oscar de Hollywood por su papel en "El Curioso Caso de Benjamin Button", afirmó hoy, instantes antes de conocer su nominación, que "la paternidad lo pone todo en una perspectiva perfecta".

El actor, que se encontraba en París en plena promoción de la película de David Fincher, también nominado como mejor director, aseguró, en una rueda de prensa, que dedica la mayor parte de su tiempo a sus hijos y que, cuando disfruta de algunos instantes para sí, quiere volver a estar con sus pequeños.

La paternidad "cambia la manera en la que te aproximas a las cosas", dijo este actor nacido en Oklahoma y protagonista de largometrajes como "Quemar después de leer", "Babel", "Ocean's Eleven" o la que hoy presentaba en París, que ha recibido 13 nominaciones a los Oscar.

"El curioso caso de Benjamin Button" cuenta la historia de un niño que nace anciano y rejuvenece a medida que avanzan los años.

Padre de seis hijos con la actriz Angelina Jolie -quien también recibió en París la noticia de su nominación al Oscar por su papel en "El Intercambio", dirigida por Clint Eastwood- Pitt aseguró que él y su esposa hacen "turnos para rodar películas", de forma que alguno de los dos pueda siempre atender a los niños.

"A veces te quedas atrás y luego recuperas" el tiempo perdido, dijo -en referencia a sus hijos Maddox, Zahara, Pax, Shiloh y los gemelos Knox y Vivienne- el actor, quien confesó que sueña con aprender a hablar francés ya que la pasada primavera se instaló con su familia en una mansión vitícola del sureste de Francia.

"Lo que es inevitable -aseguró Pitt- es que todo va a terminar y no quiero perder esos días malgastando el tiempo o peleando (...) sino con la gente que me importa", dijo preguntado sobre cómo imagina sus últimos días.

Con un fino bigote en el labio superior, tocado con una gorra grisácea de inspiración industrial y vestido con un vaquero azul, una sudadera de punto y una larga bufanda de lana, el actor evitó meterse en charcos ante el centenar de periodistas que le escuchaban, en una rueda de prensa que terminó minutos antes de que se conocieran las candidaturas a los Oscar.

Preguntado por cómo ha vivido desde fuera de EEUU la investidura de Barack Obama, Pitt se limitó a señalar que le ha sorprendido el interés con el que se ha seguido en Europa la toma de posesión del primer presidente estadounidense negro y comentó que en Berlín (donde está rodando) le felicitaban por su nuevo presidente.

El actor elogió mucho a Fincher, al que considera un "padre" cinematográfico y con quien ya trabajó en "Seven" y "Fight Club. Durante la rueda de prensa no dejaron de intercambiar bromas.

Ambos repasaron algunos aspectos del film, como la digitalización del rostro de Pitt para parecer anciano o las sesiones de maquillaje, no tan dolorosas como parece, según el cotizado intérprete.

El actor dedicó también unas cálidas palabras a su compañera de reparto, Cate Blanchett, a quien describió como "irreverente" y divertida" además de decir que, como actriz, es "de lo mejor que hay ahí fuera".