Público
Público

Brasil bate a Chile y encara el duelo de cuartos con Holanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Brasil impuso su calidad sobre el ardor chileno para afrontar el viernes, tras su victoria por 3-0, un clásico Sudamérica-Europa frente a Holanda, verdugo de Eslovaquia (2-1), en los cuartos de final de la Copa del Mundo.

El viernes 2 de julio en Puerto Elizabeth, Brasil y Holanda dirimirán otro gran duelo, tan espectacular como el Alemania-Inglaterra del domingo, capaz de concentrar la atención de aficionados de todo el mundo y con resonancias, en este caso, de choque intercontinental.

Brasil y Holanda pusieron sordina con su juego al aluvión de críticas dirigidas a la FIFA por no poner remedio, mediante el uso de la moderna tecnología, a fallos arbitrales tan garrafales como los de ayer en los partidos Alemania-Inglaterra y Argentina-México.

Brasil y Chile se conocían desde hace 94 años, cuando se enfrentaron por primera vez en Buenos Aires, en la Copa América (1-1). Después volvieron a verse las caras otras 64 veces -las siete últimas con victoria brasileña- antes de hacerlo hoy en el estadio Ellis Park de Johannesburgo.

Chile, que no se clasificó para las dos últimas ediciones de la Copa del Mundo, plantó cara al pentacampeón en los primeros minutos, dominando el juego y llegando con peligro arriba, donde Humberto Suazo se movía con soltura.

Pero la igualdad se rompió a balón parado. Maicon lanzó un córner desde la derecha en el m.35 y Juan se elevó por encima de una maraña de cabezas para conectar un testarazo que batió por alto a Claudio Bravo. Ya todo fue más fácil para Brasil, que con espacios por delante enhebró jugadas de calidad.

Sólo tres minutos después Kaká sirvió a Luis Fabiano, que irrumpió por el centro del área, sorteó a Bravo y marcó a puerta vacía. El banquillo brasileño, hecho una piña, celebró el gol como si ya hubiera acabado el partido.

Los chilenos parecieron darse por vencidos con el 2-0 frente a un gigante como Brasil. Marcelo Bielsa se desesperaba en el banquillo por la pérdida de combatividad y -quizá- de confianza. Y por si fuera poco, en el 59 Robinho logró el tercero cruzando a la izquierda de Bravo.

Por la tarde, en Durban, Holanda y Eslovaquia jugaron un partido inédito, el primero que enfrentaba a las dos escuadras. Los "oranje" cumplían su partido numero 40 en un Mundial. Eslovaquia, única debutante en Sudáfrica, sólo el cuarto.

Todos los números apuntaban a una victoria de Holanda, que llevaba 22 encuentros sin perder, la mejor racha de su historia. Su última derrota lleva fecha del 6 de septiembre del 2008, contra Australia en Eindhoven.

Arjen Roben, la estrella del Bayern Múnich, salió por primera vez de titular y en el 18 marcó en su jugada más clásica: recibió de Wesley Sneijder en el ángulo derecho del área, recortó al defensa hacia afuera y con la zurda, raso, colocó el balón junto al poste izquierdo de Jan Mucha.

El portero eslovaco paró balones incluso con la barbilla, como en el m.51, en remate a bocajarro de Robin Van Persie. Pero su colega holandés no estuvo ocioso. En el 67 detuvo, frente a frente, un formidable disparo de Vladimir Weiss.

Holanda sentenció en el 84. Dirk Kuyy cedió dentro del área a Sneijder y el ex jugador del Real Madrid remató el 2-0. Ya sin tiempo de reacción, en el 91 Robert Vittek marcó el 2-1 de penalti.

José Antonio Diego