Público
Público

Brasil busca anular el riesgo de Drogba y acercarse a los octavos con victoria ante Costa de Marfil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección brasileña espera neutralizar mañana, en su segundo partido en el Mundial, el riesgo goleador que genera el marfileño Didier Drogba, elevar la cotización de la acciones de Kaká y alcanzar un triunfo convincente que de paso anticipe la clasificación para los octavos de final.

La presencia o no de Drogba desde el primer minuto del encuentro de la segunda jornada del Grupo G se ha convertido en una prueba de adivinanza promovida por el seleccionador de Costa de Marfil, Sven-Göran Eriksson.

"No se sorprendan si Didier Drogba comienza el próximo partido contra Brasil", manifestó el entrenador sueco en la antesala del compromiso que se disputará en el estado Soccer City, de Johannesburgo.

Con 44 goles en 52 partidos con el Chelsea, el jugador de 32 años emerge como la principal preocupación de la defensa brasileña, que antes del Mundial de Sudáfrica era catalogada como una de las más sólidas, pero ha sido cuestionada desde el gol que encajó de la selección de Corea del Norte en la victoria por 2-1.

El jugador más emblemático de Los Elefantes jugó el 15 de junio los 25 minutos finales del partido que empataron sin goles con Portugal en la primera jornada del Grupo G, que lidera Brasil.

Drogba jugó con un protector en el brazo derecho fracturado en un amistoso con Japón semanas antes del comienzo del Mundial.

Se trata de un viejo conocido del guardameta Julio César y del zaguero Lúcio, con el que llegó a intercambiar cabezazos en un partido de la Champions.

Pero Drogba y el comportamiento de la defensa brasileña no son las únicas preocupaciones de Dunga.

El seleccionador espera que el conductor de su equipo, Kaká, reencuentre este domingo algo de su repertorio futbolístico y pueda mantenerse físicamente más minutos en la cancha.

El estelar jugador del Real Madrid ha sufrido una compleja molestia abdominal, a la que se sumó un edema en la pierna, por lo que debió alejarse de las canchas para someterse a un lento proceso de recuperación.

Sin el nivel que le llevó a consagrarse como el mejor del mundo, Kaká ha dejado de momento un vacío en la selección que lo ha copado provisionalmente Robinho. En el partido pasado, el punta abandonó en el segundo tiempo su rol para retrasarse unos metros y asumir la conducción de equipo con el auxilio de Elano.

La otra alternativa para el desplome de las acciones de Kaká está en el banco, juega en el Roma italiano y se llama Julio Baptista.

Pero el mismo jugador reserva se ha encargado de aclarar que, pese a su deseo de jugar y a la confianza que se tiene para sustituir a Kaká, si así lo determinara Dunga, el técnico mantendrá para el segundo partido el once inicial que ya todos conocen.

"Él viene trabajando mucho con este grupo. Dunga no quiere mudar, él quiere estabilidad", anotó Julio Baptista el viernes.

Las dificultades para romper el cerco del equipo norcoreano, el peor de los 32 en el Mundial según la medición de la FIFA, así como el parpadeo que permitió a la defensa encajar un gol han sido atribuidas por los jugadores a la ansiedad que causa el debut.

Pasada tal ansiedad, resta concentrase en un rival que presumiblemente no se encerrará como Corea del Norte debido a su mayor potencial futbolístico y a que necesita los puntos en juego para mantenerse en el camino de la clasificación, advirtió el delantero Nilmar.

Para Julio César, enfrentar a un rival que tiene mayor poder ofensivo "puede facilitar" el trabajo de los delanteros de su selección, pues habrá más espacios para jugar.

Un triunfo convincente sobre un rival de gran potencia física y mejor juego de conjunto como lo es Costa de Marfil, en el segundo Mundial de su historia, permitiría a Dunga encarar sin tanta presión de la prensa el último desafío en el grupo, la selección de Portugal, que el lunes se medirá con la de Corea del Norte.

Pero no parece un desafío fácil, al menos desde la perspectiva de Eriksson. "Será un partido difícil, pero mirando el desempeño que tuvimos frente a Portugal, somos capaces de sorprender a Brasil", manifestó el ex seleccionador de México.

Alineaciones probables:

Brasil: Julio César; Maicon, Lúcio, Juan, Michel Bastos; Gilberto Silva, Felipe Melo, Elano; Kaká; Robinho y Luis Fabiano. Seleccionador: Dunga.

Costa de Marfil: Boubacar Barry; Guy Demel, Kolo Touré, Didier Zokora, Siaka Tiene; Emanuel Eboue, Yaya Touré, Ismael Tioté; Aruna Dindane, Gervinho o Abdul Keita y Salomon Kalou o Didier Drogba. Seleccionador: Sven-Göran Eriksson.

Árbitro: el francés Stephane Lannoy.

Estadio: Soccer City, de Johannesburgo

Hora: 20.30 local (18.30 GMT).