Público
Público

Brasil busca un mayor control sobre su riqueza petrolera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, propuso el lunes una nueva ley que da al Estado un mayor control sobre enormes hallazgos de crudo, que espera conducirán el desarrollo del país en las próximas décadas.

La iniciativa cambia el actual sistema de concesiones a acuerdos de producción compartida y crea una nueva empresa estatal para administrar los proyectos de la capa subsalina, dijo la petrolera estatal Petrobras en un comunicado.

Según la propuesta, Petrobras pasaría a ser el único operador y con una participación mínima del 30 por ciento en todos los futuros proyectos marítimos de los campos ubicados bajo un profundo manto de sal frente a la costa del país.

El plan también prevé una inyección de capital de unos 50.000 millones de dólares (unos 35.000 millones de euros) en Petrobras para consolidar el control del Gobierno sobre la compañía, según el líder del partido gubernamental en el Senado, Romero Jucá.

Petrobras indicó en un comunicado que el plan de capitalización estaría limitado al equivalente de 5.000 millones de barriles de crudo.

Según la propuesta, que Lula se aprestaba a enviar al Congreso este lunes, el Gobierno tendrá el derecho de declarar cualquier región petrolera como "estratégica" y aplicar el nuevo sistema de explotación, dijo Petrobras en el comunicado.

Los detalles anunciados por la empresa estaban en línea con los elementos del proyecto revelados por altos cargos del Gobierno en los últimos meses.

Petrobras dijo que convocaría a una reunión de accionistas para decidir sobre el plan de aumento de capital, en el que podrá participar el Gobierno federal.

NUEVA INDEPENDENCIA

Lula, un carismático y popular ex líder sindical que ha llevado a Brasil a años de crecimiento, subrayó el anuncio de la nueva ley como un "nuevo día de la Independencia" para la mayor economía de América Latina.

"No tenemos el derecho de tomar el dinero que vamos a ganar con ese petróleo y quemarlo", dijo el lunes en su programa semanal de radio "Desayuno con el Presidente".

"Lo que queremos es (...) hacer que Brasil se convierta en más rico, más desarrollado desde el punto de vista científico y tecnológico, desde el punto de vista educativo, desde el punto de vista de las políticas sociales del Gobierno", agregó.

La reforma propuesta se centra en las enormes reservas de hidrocarburos descubiertas en 2007 frente a la costa sureste del país, bajo de un profundo manto de sal, dando al país el potencial de convertirse en un gran exportador de energía.

El hallazgo del campo Tupi en la región subsalina fue uno de los mayores del mundo en décadas y abrió una nueva frontera en la exploración de petróleo.

Los hidrocarburos yacen bajo profundas capas de arena y sal que cubren el lecho del Atlántico, haciendo costosa y difícil su extracción. Los geólogos estiman que la llamada región subsalina, que se extiende durante cientos de kilómetros a lo largo de la costa, contiene al menos 50.000 millones de barriles de crudo.

El Gobierno también quería cambiar la forma en que se reparten las regalías entre los estados para canalizar recursos a los más pobres, pero Lula retrocedió en la noche del domingo de esa propuesta tras reunirse con los gobernadores de los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Espiritu Santo, que protestaron.

Las perspectivas de una prolongada batalla en el Congreso en torno a la propuesta de Lula también podría pesar en la empresa y en grandes firmas extranjeras involucradas en la exploración.

El líder del partido gubernamental en la Cámara de Diputados, Ideli Salvatti, dijo que Lula había pedido un trámite de urgencia para sus proyectos, contradiciendo las declaraciones efectuadas el domingo por el ministro de Energía, Edison Lobao.