Público
Público

Brasil dice que el apagón se debió a una tormenta; revisa la red

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Brasil culpó a una fuerte tormenta del corte de electricidad que dejó a oscuras el corazón económico del país durante más de cinco horas y planteó dudas sobre la fiabilidad de su red energética.

El apagón del martes, el mayor en 10 años en Brasil, se suma a un racionamiento en Ecuador y cortes de energía en Venezuela, en momentos en que las economías de América Latina comienzan a despertarse de la crisis económica mundial, que frenó proyectos de inversión para reforzar la generación y modernizar la infraestructura.

Una combinación de relámpagos, lluvias y fuertes vientos provocó un cortocircuito en las tres líneas de transmisión del estado de Sao Paulo, iniciando un efecto dominó que obligó a la enorme planta hidroeléctrica de Itaipú, en la frontera con Paraguay, a apagarse automáticamente, explicó el miércoles el ministro de Energía, Edison Lobão.

"Nuestra red es fuerte y resistente, pero hay momentos en los que el sistema simplemente no puede aguantar", dijo Lobão en una conferencia de prensa en la capital, Brasilia, destacando que los apagones relacionados con el clima son comunes en el mundo.

Respondiendo a las críticas de que el Gobierno no ha mantenido ni modernizado la infraestructura energética de Brasil, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva dijo que la inversión en las líneas de transmisión en los últimos siete años equivalen a un 30 por ciento de lo que se gastó en los 120 años previos.

"No tuvimos falta de generación de energía. Tuvimos un problema en la línea de transmisión", dijo Lula a los periodistas en Brasilia sobre el apagón, que se produjo al desconectarse la generación de Itaipú por algún problema en las líneas de transmisión y desató críticas de especialistas y opositores.

La economía de Brasil, impulsada por el auge de las 'commodities' en el mundo y un amplio mercado de consumo interno, ha progresado en los últimos años bajo el mando del ex líder sindical Lula, y pudo recuperarse rápidamente de la crisis financiera mundial.

PUNTOS DÉBILES

Pero la infraestructura de energía y transporte siguen siendo puntos débiles en el mayor país de América Latina, que será anfitrión de la Copa Mundial de fútbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos en 2016.

"Las líneas de transmisión muy largas de Brasil están muy mal administradas", dijo el consultor Adiano Pires, director del Centro Brasileño de Infraestructura.

"Esto muestra que Brasil está muy vulnerable, no se puede dejar un país de la dimensión de Brasil rehén de accidentes", agregó Pires, quien descartó como causa del apagón un evento meteorológico, como sugirieron las autoridades.

Lobão negó que el problema haya sido provocado por piratas informáticos. La cadena de televisión estadounidense CBS reportó este mes en su programa "60 Minutes" que apagones de 2005 y 2007 en Brasil podrían haber sido provocados por "ataques cibernéticos", citando fuentes de inteligencia de Estados Unidos no identificadas.

La última vez que Brasil sufrió un apagón tan grande fue en 1999, cuando un rayo golpeó una línea de transmisión en el estado de Sao Paulo.

Mientras algunos analistas dijeron que el apagón del martes pone de relieve los desafíos que enfrenta Brasil para garantizar que su infraestructura sigue el ritmo de su robusto crecimiento económico, otros vieron el corte como un incidente aislado que podría ocurrir en cualquier parte.

"El sistema es confiable, incluso si enfrenta el riesgo de este tipo de problemas", dijo César de Barros Pinto de la asociación de la industria eléctrica de Brasil.

La energía fue restaurada en Sao Paulo, la capital financiera de Brasil y la mayor ciudad de Sudamérica, antes del amanecer del miércoles.