Público
Público

El Brasil de Dunga no enamora, pero convence

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Carlos Castellanos

El único país que no ha faltado nunca a una cita Mundial; el más ganador, con cinco títulos; el más admirado en todo el planeta y el único que ha sido capaz de ganar una Copa jugada otro continente: Brasil es sinónimo de fútbol y de éxito.

Las discusiones, la controversia, las protestas sobre el estilo de juego de Brasil y la elección de jugadores han perseguido al entrenador Dunga desde que asumió el cargo en 2006, pero últimamente parecen haber amainado gracias a los resultados. Brasil no enamora, pero convence.

El principal argumento en contra del actual equipo es que "no juega bien", pero no se debe confundir jugar bien con jugar bonito. Y precisamente, el país del "jogo bonito" abandonó la estética a favor de las victorias hace ya muchos años y quien crea que el Brasil de Dunga traiciona a su estilo debe recordar que Brasil no "juega bien" desde 1986.

Cansados de ser campeones morales, de despertar pasiones con hermoso fútbol, bajo la conducción de Tele Santana y con jugadores como Socrates, Falcao, Zico y Junior, La Confederación Brasileña de Fútbol apostó claramente por los resultados a cualquier precio. Así pasaron seleccionadores como Sebastiao Lazaron, Carlos Alberto Parreira, actual responsable de Sudáfrica, y Luiz Felipe Scolari. El prototipo de mediocampista brasileño ya no es un futbolista elegante, técnico, atacante, con un manejo de pelota exquisito. Ahora es un jugador musculoso, trabajador, duro en las entradas y disciplinado tácticamente.

Dunga, un producto del Brasil moderno, mantiene esa línea y después de un período de resultados desiguales, ha encontrado el equipo y la forma de ganar, y para eso ha dejado en casa a muchos jugadores aclamados y reclamados por la afición, como Neymar, Adriano, Alexandre Pato, Ronaldinho y Wagner Love.

Un puesto que no da lugar a la discusión es la portería. Julio César, del Inter de Milán, es considerado por muchos como el mejor del mundo. El primer suplente, el romanista Doni, es de extraordinario nivel también.

En esquema de 4-4-2 ó 4-4-1-1, el equipo titular de Brasil está prácticamente definido. En Maicon y Dani Alves, Dunga tiene a los dos mejores laterales derechos del mundo. Los centrales serán Lucio, de Inter de Milán, un hombre técnico y arriesgado, proclive a lanzarse al ataque y dejar su zona descubierta. Lucio es más un jugador de tiempos pasados que del presente. A su lado estará Thiago Silva, del Milán, aunque perfectamente podrían jugar Luisao, del Benfica o Juan, de la Roma.

En el lateral izquierdo se ha probado a muchos candidatos, pero los elegidos son Gilberto del Cruzeiro y Michel Bastos del Lyon. No se debe descartar que Dani Alves actúe en ese costado en algún momento.

El mediocampo pondrá énfasis en el aspecto físico, por lo que la parte central estará ocupada por Gilberto Silva y Felipe Melo, con las alternativas de Josue y Kleberson, campeón del Mundo en 2002.

Por la derecha estarán los opacos Ramires, del Benfica, o Elano, del Galatasaray turco. En la parte izquierda el panorama es otro muy distinto. Allí debe estar Robinho, que desde que volvió cedido al Santos del Manchester City ha descubierto la felicidad futbolística y ha reencontrado su mejor juego. El madridista Kaká tendrá libertad por delante del centro del campo y podría ser determinante tras una temporada en la que sufrió poco desgaste con el equipo blanco. El mejor Kaká es un futbolista de zancada larga e inalcanzable, llegadas constantes al área y capacidad goleadora.

Dunga jugará, con toda seguridad, con un solo delantero nato, que será Luis Fabiano como primera opción. El sevillista ha demostrado estar en la élite del mundo y ha atraído el interés del Milán. Para sustituir a Luis Fabiano están Grafite, del Wolfsburgo, y Nilmar, del Villarreal.

El número uno del ranking FIFA tiene que ser considerado, como siempre, uno de los máximos favoritos para ganar el Mundial.

Jugador más conocido: Kaká

Estrella: Robinho

Posible revelación: Nilmar

Plantilla:

Porteros: Julio Cesar (Inter Milán), Doni (Roma), Gomes (Tottenham Hotspur)

Defensas: Maicon (Inter Milán), Daniel Alves (Barcelona), Michel Bastos (Lyon), Gilberto (Cruzeiro), Lucio (Inter Milán), Juan (Roma), Luisao (Benfica), Thiago Silva (Milán)

Centrocampistas: Gilberto Silva (Panathinaikos), Felipe Melo (Fiorentina), Ramires (Benfica), Elano (Galatasaray), Kaká (Real Madrid), Julio Baptista (Roma), Kleberson (Flamengo), Josué (Wolfsburg).

Delanteros: Robinho (Santos), Luis Fabiano (Sevilla), Nilmar (Villarreal), Grafite (Wolfsburgo).