Público
Público

Brasil fabricará versión genérica de fármaco clave para el sida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Brasil informó el miércoles quecomenzará a producir una versión genérica de un medicamentoclave contra el sida, en el último paso de una larga batalladel país con las gigantes farmacéuticas para reducir el costodel tratamiento de los pacientes con VIH.

El Ministerio de Salud dijo que la versión genérica y defabricación local del fármaco Efavirenz, una de las 17medicinas que se emplean en los cócteles para tratar a laspersonas con VIH, debería estar aprobada y lista para su uso enlos programas terapéuticos brasileños a comienzos del 2009.

"Este es un momento histórico para la industriafarmacéutica de Brasil y para la salud pública de Brasil",señaló el ministro de salud, José Temporao, en una conferenciade prensa en Brasilia, la capital del país sudamericano.

"Esta podría ser la base de futuras innovaciones(brasileñas) en este campo", agregó el funcionario.

Brasil, que brinda tratamiento gratuito a todos lospacientes con sida, declaró al Efavirenz de interés público enel 2007. Eso permitió apelar una cláusula de las normas de laOrganización Mundial del Comercio y eludir una patente quetenía el laboratorio estadounidense Merck & Co Inc.

Desde entonces, Brasil ha estado importando una versióngenérica del medicamento fabricada en India, lo que ayudó alpaís sudamericano a disminuir drásticamente los costos.

Actualmente Efavirenz representa el 4 por ciento delpresupuesto del Ministerio de Salud destinado a fármacos paracombatir el sida, por debajo del 11 por ciento destinado en el2006.

El costo del nuevo genérico brasileño aún no ha sidodeterminado, pero Temporao manifestó que sería muy inferior alprecio de la medicación de Merck y cercano al que el ministeriopaga por el genérico indio.

Entre 80.000 y 200.000 pacientes brasileños con VIH tomanEfavirenz como parte de su tratamiento.

Brasil tiene una larga historia en la lucha contra lasgigantes farmacéuticas internacionales, ya que suele quebrarlas patentes si las compañías se resisten a bajar los preciosde los medicamentos para tratar el sida.