Público
Público

Brasil no es mi negocio, dice Maradona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Quizás era una de las reacciones más esperadas tras la eliminación el viernes de una de las favoritas, Brasil, en cuartos de final, pero el técnico argentino Diego Armando Maradona evitó pronunciarse sobre la sorprendente derrota de su archirrival futbolístico ante Holanda.

Aunque no quiso responder directamente a la pregunta, el "Pelusa" sí lanzó un dardo a los pentacampeones del mundo apenas ingresó en la atestada sala de prensa en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo, donde volvió a seducir a los periodistas con chistes, anécdotas y polémicas.

"Están todos vestidos de Holanda", dijo cuando vio a la masa de fotógrafos vestidos con el chaleco anaranjado oficial de la FIFA apiñado frente a la mesa de conferencias.

Sin embargo, se mostró serio y renuente cuando más tarde le pidieron su opinión sobre la caída de la "verdeamlarela".

"Es un problema de Brasil. Yo tengo otro negocio, tengo otras cosas en la cabeza que la derrota de Brasil. Nosotros mañana tenemos un partido contra Alemania y es lo que más nos importa", dijo en referencia al choque del sábado contra los germanos por un puesto en las semifinales.

Maradona, impredecible e histriónico, negaba muy serio que la "albiceleste" se haya convertido en la favorita tras la caída de Brasil cuando el representante de protocolo de la FIFA que estaba sentado a su lado le rozó para avisarle de una pregunta que iban a hacer en el otro lado de la sala.

"Me tocás así... muchos días concentrado. No, no. Otra vez me tocás. Entendés la situación", dijo con tono jocoso y picante levantando las carcajadas de la prensa, para inmediatamente proseguir con su explicación.

Además, no dudó en comparar al línea del España-Portugal con el cantante italiano ciego Andrea Bocelli por no anular el gol de David Villa por fuera de juego y relató cómo vivió el cabezazo que le propinó el francés Zinedine Zidane al defensor italiano Marco Materazzi en la final del 2006.

"Le metió un cocazo infernal", describió el "Pelusa".