Público
Público

Brasil y España muestran su jerarquía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Brasil y España dieron una nueva muestra de su jerarquía y de su condición de ser, al día de hoy, los dos primeros aspirantes a luchar por el título mundial en Sudáfrica 2010, con sus victorias ante otros 'grandes' como Inglaterra y Argentina, respectivamente.

En el otro duelo estelar de internacionales amistosos, Italia y Holanda firmaron tablas sin goles en Pescara, donde el meta Gianluigi Buffon jugó su partido 100 con la selección 'azurra' y un espontáneo saltó al campo a reclamar a Marcello Lippi que convoque a Antonio Cassano.

Carlos Caetano Bledorn Verri "Dunga", seleccionador brasileño, ganó la partida de ajedrez que planteó el italiano Fabio Capello, técnico de Inglaterra, en Doha.

El madridista Kaká, el sevillista Luis Fabiano y el villarrealense Nilmar -autor del gol a los 46 minutos-, se impusieron a la auténtica maraña defensiva planteada por una muy ordenada y trabajada Inglaterra.

El partido sirvió, además de para hacer caja con los "petrodólares" qataríes, para probar a Thiago Silva, consolidar a Nilmar y para dejar claro a Capello que necesita a Steven Gerrard, David Beckham y Frank Lampard si quiere hacer un buen papel en el Mundial de Sudáfrica 2010. Ninguno de los tres pudo jugar este encuentro.

Los brasileños demostraron, una vez más, que no son pentacampeones por casualidad y, aunque no hicieron un gran partido, les bastó un simple y repentino cambio en el guión: pase largo de Elano, internada y cabezazo de Nilmar.

España, en la que el meta Iker Casillas también jugó su partido 100, sigue en estado de gracia, aunque le costó más de lo debido superar en el estadio Vicente Calderón a la Argentina de Diego Armando Maradona (2-1), que incluso llegó a empatar con un penalti de Raúl Albiol a Maxi Rodríguez que transformó el barcelonista Leo Messi.

Los españoles fueron un vendaval de buen juego en el primer tiempo y se adelantaron por medio del madridista Xabi Alonso, pero en la reanudación la 'albiceleste' mejoró y forzó las tablas.

Sin embargo, a poco del final una mano de Martín Demichelis permitió al propio Xabi Alonso firmar el doblete al transformar la pena máxima y dar el triunfo al conjunto de Vicente del Bosque, cuyas sensaciones siguen siendo inmejorables.

Italia no ofreció excesivos síntomas para el optimismo en el aspecto ofensivo ante Holanda, aunque al menos mantuvo su portería a cero ante un rival rápido y técnico como la 'oranje'.

Lo peor para los tulipanes fue la lesión de Robin van Persie, que se tuvo que retirar al cuarto de hora con problemas físicos, el madridista Rafael van der Vaart se reivindicó y aunque exhibieron una buena disposición y su calidad técnica, también carecieron de precisión en los últimos metros.

Danko Lazovic marcó el tanto del triunfo de la Serbia de Radomir Antic ante Irlanda del Norte en Windsor Park (0-1); Noruega, con un gol de penalti de John Carew, aplacó la euforia de Suiza (0-1); y un penalti transformado por el centrocampista del Nápoles italiano Marek Hamsik le dio el triunfo a Eslovaquia frente a Estados Unidos (1-0) en un duelo de dos equipos clasificados para el Mundial.

El retorno del brasileño Carlos Alberto Parreira, unido a la vuelta del delantero Benni McCarthy, no mejoraron las expectativas de la selección de Sudáfrica, anfitriona de la cita universal, que no fue capaz de pasar del empate a cero ante Japón en Port Elizabeth.

Parreira regresó al banquillo del combinado sudafricano hace un mes, para sustituir a su compatriota Joel Santana, que dejó el cargo en octubre pasado a causa de los malos resultados obtenidos en los últimos encuentros disputados por el equipo.

Croacia, con dos tantos del delantero del Sporting de Gijón Mate Bilic y otros dos de Eduardo, goleó por 5-0 a la modesta Liechtenstein.

Gales vapuleó a Escocia por 3-0 en el duelo británico, Dinamarca no pudo con Corea del Sur (0-0) en el Parken, y Bélgica parece resurgir de sus cenizas con un 3-0 ante Hungría en Gante.