Público
Público

Brasil y Paraguay se quedan a oscuras

Un apagón deja sin luz a millones de personas. Afectados los estados brasileños con mayor concentración de población

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un corte de energía masivo por una falla en la central binacional de Itaipú ha dejado en tinieblas a varios estados brasileños donde se concentra la mayor parte de la población del país.

El apagón se ha extendido también a Paraguay, que comparte con Brasil la central hidroeléctrica de Itaipú, la mayor del mundo en operación. De hecho, el país entero se quedó a oscuras durante algo más de media hora. Un funcionario paraguayo explicó que la electricidad fue restablecida primeramente en Asunción y que con el paso de los minutos el suministro se normalizó en todo el país, excepto en el extremo sur, donde un temporal derribó hoy varias torres del tendido eléctrico.

El corte de suministro eléctrico se produjo poco después de las diez de la noche (hora local) y sigue afectando a diversas ciudades de los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Minas Gerais, los más populosos del país, según el director de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), Nelson Hubner, citado por el portal de noticias Globo. La falta de energía afecta también a los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná, según el funcionario.

'Itaipú está parada, tanto en el lado brasileño como en el paraguayo', dijo el funcionario, quien indicó que en el momento del daño llovía fuertemente en la zona, lo que puede haber ocasionado una descarga eléctrica.

Otras versiones extraoficiales dan cuenta de que la falla se extiende además a algunas zonas de los estados de Espíritu Santo y Pernambuco. Indican, además, que la falla en Itaipú causó una caída de 17.000 megawatts en el sistema eléctrico nacional, que equivalen al consumo del estado de Sao Paulo, de 40 millones de habitantes.

En algunos barrios de Río de Janeiro hay electricidad, pero la mayoría permanece a oscuras. El apagón interrumpió el funcionamiento del metro de Sao Paulo y de Río de Janeiro y afecta también a los dos aeropuertos de Río, el internacional Antonio Carlos Jobim y el Santos Dumont.

Igualmente, se produjo un colapso de las líneas telefónicas fijas y móviles. Una hora después del apagón el servicio de electricidad sigue sin restablecerse.