Público
Público

El Brasileño Miguel Rio Branco descubre su propia "dislecsia" en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez en más de diez años, el fotógrafo brasileño Miguel Rio Branco descubre su propia "dislecsia" en una exposición homónima en Madrid, que recoge con más de cien imágenes en blanco y negro, algunas inéditas, cada uno de los momentos de su vida.

"A lo que se refiere el título de esta exposición es a mi dislexia probablemente. Mi trabajo nunca ha sido contar las historias de forma tradicional y esto se puede ver en el documental", que, además, se proyecta en esta exposición, confesó hoy a EFE Rio Branco, en la inauguración de su muestra "Dislecsia".

Desde mañana y hasta el próximo 30 de marzo, los aficionados a este genio artístico podrán disfrutar en la Casa de América madrileña de un "collage" que sirve de anticipo al protagonismo de Brasil en la próxima Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO) de Madrid, que se inaugurará el próximo miércoles.

"Esta muestra es una construcción poética de imágenes que fueron hechas en muchas épocas. El hilo conductor es el movimiento, la vida, la muerte. El tema conductor soy yo mismo también", comentó Rio Branco, Premio Kodak de la Crítica Fotográfica en París, en 1982.

"Dislecsia" recoge fotografías tomadas incluso en 1968, el año en que comenzó su carrera profesional, y algunas imágenes que sobrevivieron a un incendio en su estudio en 1980.

"La función de la muestra no es rescatar imágenes perdidas, eso es sólo una pequeña parte", apuntó el artista, quien ha trabajado también en el mundo del cine y la pintura, carácter polifacético que queda reflejado en esta exhibición.

En ella, la crudeza de cadáveres de animales y el contraste de luces en imágenes en blanco y negro transmiten una sensación de dramatismo que queda acentuado en una instalación que encierra diversos materiales en una habitación apenas iluminada.

"Sólo hay dos o tres trabajos lúgubres en esta exposición. Mi trabajo no es tanto lúgubre como dramático. Mi trabajo tiene una cosa más dramática", explicó el fotógrafo.