Público
Público

Una breve escaramuza naval entre ambas Coreas no deja víctimas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corea del Norte y Corea del Sur se enfrentaron el martes en una breve escaramuza naval en aguas del mar Occidental (Amarillo), pero no hubo víctimas en el incidente ocurrido a pocos días de la visita a Asia del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Corea del Norte ha utilizado con frecuencia la acción militar para forzar su aparición en la agenda de importantes eventos diplomáticos y trata de obtener negociaciones directas con Washington, a pesar de que alarmó la semana pasada a las potencias mundiales al decir que ha producido más plutonio que puede ser utilizado en armamento.

Estados Unidos anunciará en los próximos días si comienza negociaciones directas con Pyongyang, lo que podría suponer el inicio de una nueva ronda de diálogo con las potencias regionales sobre el desarme nuclear, había dicho anteriormente un responsable estadounidense.

Corea del Sur denunció lo que calificó de incursión de una patrullera norcoreana en sus aguas territoriales en el mar Occidental, desatando un breve intercambio de fuego cerca del lugar en el que las dos Coreas han tenido dos enfrentamientos mortales en la última década.

Esta vez no hubo víctimas en el incidente, que dejó un barco surcoreano con alrededor de una docena de marcas de disparos y al parecer una patrullera norcoreana gravemente dañada, según responsables militares.

"Corea del Norte está adoptando esta postura agresiva para demostrar que no se están echando atrás en su seguridad", dijo Yang Moo-jin, profesor de la Universidad surcoreana de Estudios de Corea del Norte.

El "ruido" militar norcoreano suele ser visto por analistas como un modo de reforzar su poder de negociación.

Pyongyang acusó a Seúl de iniciar el choque.

"Las autoridades militares surcoreanas deberían pedir disculpas a Corea del Norte por la provocación armada", dijo un responsable militar a la agencia oficial norcoreana KCNA.

En el último año, el aislado régimen comunista ha amenazado con atacar a los barcos del Sur si se acercan a la disputada frontera marítima conocida como Línea Límite del Norte, que fue fijada unilateralmente por las fuerzas de Naciones Unidas encabezadas por Estados Unidos al final de la guerra de Corea, que se extendió de 1950 a 1953. Pyongyang ha dicho que considera inválida la línea fronteriza.

Los dos vecinos siguen técnicamente en guerra, porque el conflicto bélico acabó con un alto el fuego y no con un tratado de paz.