Público
Público

"En breve, un smartphone costará menos que un abono de metro"

Toni Garrido presenta esta noche La nube, un espacio donde reflexionar sobre las nuevas tecnologías y su influencia en nuestra vida.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Toni Garrido es un todoterreno sin freno. Con apenas 38 años ha trabajado en todas las televisiones privadas y en TVE y en Telemadrid. También en la Cadena Ser y en la Radio Pública donde, actualmente, presenta Asuntos propios. Asimismo, le ha dado tiempo a publicar dos libros. Ahora, tras unos años alejado de un plató de televisión, a excepción de galas puntuales, Garrido regresa a La 2 de Televisión Española con La nube, un programa dedicado a la revolución tecnológica que cada día vive el ciudadano. En su primer programa, que se emitirá este jueves a  las 22.30 horas, contarán con la presencia del fundador de Tuenti, uno de los difusores de la Primavera Árabe, el doctor Mario Alonso Puig, y la periodista Montserrat Domínguez.

 ¿Qué nos puedes adelantar de La nube?

Es un programa vintage. Una mezcla del género tradicional de la tele con entrevistas, tertulias, y gente hablando que dice cosas interesantes. Pero en este caso, con cosas muy modernas o que nos dicen que son modernas porque en el fondo todo va de lo mismo: gente hablando con gente, gente queriendo conocer a gente o gente aprendiendo de gente. La nube va de internet y la red lo es todo. En este sentido,  no va a hacer más que reflejar nuestras altas y bajas pasiones pero en la tecnología. Es volver a lo que hemos hecho siempre pero aportando argumentos distintos.

¿Qué puede aportar de nuevo a estas alturas?

Podemos aportar la reflexión. Todo va tan rápido que tenemos tan poco tiempo para un segundo, templar y entender lo que está ocurriendo. El otro día conocimos a un grupo de niños de 6 años y les hicimos escuchar el sonido de un módem y los niños no sabían que era. Uno dijo que era un tren, otro que era la lluvia. Para ellos, el sonido de un módem  es un sonido extinguido. Es un aparato que tiene 5 años y ya no existen.  Estaría bien que un poco de pausa y que entendiéramos un poco todo lo que sucede.

Entre las novedades más grandes está el micromundo de los followers.

Eso es impresionante. Por ejemplo, Lady Gaga tiene 18 millones de followers en todo el mundo. Si tomamos este dato, Gaga es la persona más influyente. ¿Es de verdad Lady Gaga la persona más influyente del mundo? ¿Más que cualquier periodista del New York Times? ¿Marca Lady Gaga el camino? Por ello, intentamos aportar un poco de reflexión. E intentar que todos entendamos los cambios y los asimilemos.

Cuando paseamos por la calle o en el Metro hay más gente con su smartphone que hablando con el de al lado o leyendo un libro.

Pero, en el Metro (aparte de ser prohibitivo porque dentro de poco costará menos un smartphone que un abono de metro) la gente sigue poniendo la misma cara de aburrida. Seguimos haciendo lo mismo pero con materiales distintos. Antes, la gente se buscaba un periódico gratuito o una novela y ahora vas con el smartphone. Pero, insisto, hacemos siempre lo mismo.

¿La tecnología está al servicio del ser humano? ¿O el ser humano al servicio de la tecnología?

A mí lo que me aterra de la tecnología es que uno piensa que va a ganar tiempo con ella pero al final termina perdiéndolo. Hay cosas que son muy útiles y fantásticas. Un ejemplo de ello es la Primavera Árabe. De hecho, en nuestro primer programa contamos con Basel Ramsis, uno de los blogueros que retransmitió las revueltas egipcias. Pero fíjate, lo más hablado en Twitter ahora mismo #esquierounabrazode, justin bieber, etc. En fin, si utilizáramos bien la tecnología seguro que ganábamos mucho tiempo, pero no sé si lo hacemos.

Hablando de la Primavera Árabe, Internet fue bandera de la libertad en esas revoluciones. Sin embargo, ahora el Ministro anuncia que alentar en internet a la movilización social en masa podría ser considerada participación en una organización criminal.

Primero deberíamos definir qué es organización criminal. Por ejemplo, yo esta mañana he abierto los periódicos y he visto anuncios de entidades bancarias invitando a los clientes a acudir a sus sedes. Con lo cual, deberíamos precisar muy bien los conceptos y utilizar los términos correctos para entender a qué se refiere el Ministro cuando anuncia esa ley porque puede dar lugar a confusión. No sé si se refiere a organizaciones criminales que actúan de una forma manifiesta en perjuicio de un colectivo. Es verdad, que se da la paradoja de que aglutinar a las masas o llamar al movimiento colectivo puede ser delito. Nos faltan datos para comprender lo que quería decir el Ministro y como decía el filósofo hay que tener cuidado al elegir las palabras porque elegir una palabra es elegir un mundo. Yo quiero pensar que no lo he entendido bien y que es mi incapacidad la que me hace dudar de lo que pienso.

Teniendo en cuenta cómo está situación actual en RTVE, es una obligación preguntarle cómo vive la situación de inestabilidad de la Corporación.

Ojalá la situación de inestabilidad sólo se viviera en RTVE. Pero creo que toda España está igual. Vivimos en un país con una situación muy complicada en un momento muy complicado. Por ello, no creo que nuestra situación sea más compleja que la de cualquier otra persona que tenga trabajo en otra empresa. O de las personas que están sin trabajo. Ayer, los datos del EGM volvieron a poner de manifiesto que cada vez es más gente la que decide acudir al medio público. La situación es complicada, pero tenemos el apoyo de la audiencia. Seguiremos trabajando con el patrón de rigor, responsabilidad y credibilidad que hemos tenido hasta ahora. Hay pocos sitios mejores que este para poder trabajar. Somos unos privilegiados.