Público
Público

Brewer dice que seguirá luchando mientras los hispanos celebran la decisión de la jueza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, calificó hoy "como una piedra en el camino" la decisión de una juez federal de bloquear partes claves de la ley estatal SB1070, mientras que la comunidad hispana ha recibido con júbilo la noticia.

"La lucha está muy lejos de haber terminado, inclusive, éste es sólo el principio y estoy convencida que al final el derecho de Arizona de proteger a sus ciudadanos prevalecerá", dijo Brewer, en un comunicado de prensa.

La mandataria republicana dijo estar desilusionada con la decisión de la juez federal Susan Bolton y aseguró que en los próximos días junto con su equipo legal revisará detenidamente cada sección que fue bloqueada para interponer un recurso ante la Corte de Apelaciones del Distrito Nueve en California, hasta llegar inclusive, a la Corte Suprema.

"La misma juez notó que las casas de seguridad donde los contrabandistas esconden a los indocumentados provenientes de México antes de llevarlos al interior se han convertido en un hecho rutinario en las noticias en Arizona", dijo Brewer.

Recordó que cuando firmó la ley estatal SB1070 el pasado 23 de abril lo hizo para que ésta se convirtiera en una herramienta más para enfrentar una crisis que Arizona no ha creado, y que el Gobierno federal no ha enfrentado.

Mientras tanto con alivio, lágrimas y júbilo recibieron activistas y miembros de la comunidad hispana en Arizona la decisión hoy de la juez Bolton.

"Este es un primer paso para la victoria, esperamos que la decisión de esta juez sea un mensaje a otros estados que también están contemplando aprobar este tipo de leyes en contra de la comunidad inmigrante", dijo a Efe, Lydia Guzmán, representante de la organización Respect/Respecto en Arizona.

La activista expresó su satisfacción porque la juez federal compartiera las mismas preocupaciones que la comunidad inmigrante sobre el efecto que la implementación de la ley SB1070 tendría.

Faltando unas cuantas horas para que la nueva regulación entrara en vigor, Bolton decidió bloquear tres secciones de la ley SB1070, entre ellas, el requisito de que la policía verifique el estatus migratorio de las personas que sospechen se encuentran de manera ilegal en el país y la sección que convertía en un delito estatal no portar documentos migratorios.

"Esta decisión es muy buena para nuestra comunidad, lo peor de la ley SB1070 fue detenido", dijo a Efe Jennifer Allen, directora de la Red de Acción Fronteriza en Arizona, con base en Tucson el sur del estado.

Sin embargo, Allen destacó que continúa la preocupación por las secciones que no fueron incluidas, al tiempo que aseguró que se seguirá informando a la comunidad sobre sus derechos sin importar su estatus migratorio.

Allen señaló que su organización se mantendrá alerta para documentar abusos de policías que podrían solicitar prueba de residencia legal a las personas a pesar de que no entre en vigor esta sección de la SB1070.

Enfatizó que aunque éste es "un respiro" para la comunidad inmigrante en Arizona, no se debe de olvidar que aún quedan temas pendientes, entre ellos y el más importante, el de la reforma migratoria.

"Esta decisión evita que la policía se convierta en la Patrulla Fronteriza en Arizona", dijo a Efe, Antonio Bustamante, abogado y activista.

Manifestó que la decisión de la juez evitará la aplicación del perfil racial y permitirá que las personas puedan pedir empleo en las calles.

Organizaciones locales informaron que los eventos de protesta contra la polémica ley que tenían programados para mañana continúan en pie.

Por su parte el alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, dijo hoy no estar sorprendido con la decisión de la juez Bolton y reafirmó que mañana llevará a cabo un nuevo operativo en contra del crimen y de la inmigración indocumentada.

También aseguró estar preparado para responder a cualquier tipo de acto de desobediencia civil.