Público
Público

Los británicos se quedan sin los mejores vídeos musicales de YouTube

Google, propietaria del portal de vídeos, les ha cortado el grifo a los internautas del Reino Unido al no llegar a un acuerdo en las licencias con la Sociedad de Derechos de Actuación británica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los internautas británicos no podrán ver desde hoy los vídeos musicales más solicitados en el portal YouTube por una disputa sobre licencias entre Google y la Sociedad de Derechos de Actuación (PRS, por sus siglas en inglés) del Reino Unido.

Google, propietaria del portal de vídeos más popular de la red, informó de que las restricciones se impondrán desde hoy, aunque pasarán varios días hasta que todos los vídeos profesionales se vean afectados por esta limitación.

El gigante de Internet describió la medida como 'dolorosa' y admitió que causará 'una importante decepción' a los usuarios.

Google y PRS no han logrado ponerse de acuerdo sobre los términos de las licencias y los derechos de autor para que esos vídeos se puedan seguir viendo en el Reino Unido.

En un comunicado, PRS expresó su 'conmoción' por la 'drástica medida' adoptada por Google, porque en su opinión castigará no sólo a los usuarios, sino también a los músicos.

PRS aseguró que Google quiere pagar 'una cantidad significativaente menor a la que venía pagando hasta ahora a los compositores', mientras que el propietario de YouTube afirmó que la oferta de PRS iba a suponer fuertes pérdidas económicas.

'Nuestra licencia previa con PRS ha vencido y no hemos sido capaces hasta ahora de llegar a un acuerdo para renovarla en términos que sean sostenibles económicamente para nosotros', manifestó Google, que calificó de 'prohibitivas' las tarifas que PRS quiere cobrar en concepto de derechos de autor.

Google dijo 'valorar la creatividad de los músicos y compositores' e indicó que ha trabajado con los propietarios de los derechos 'para generar unos ingresos significativos online para ellos que estuvieran en la línea de respetar su copyright'.

'Pero PRS nos está pidiendo pagar una cantidad muchas veces superior a la licencia que teníamos hasta ahora', agregó.

Además, subrayó, 'PRS no quiere decirnos qué canciones estarían incluidas en la licencia que nos ofrecían, algo que es como pedirle a un consumidor que compre un CD sin saber qué música tiene'.

Por su parte, PRS se declaró 'escandalizada en nombre de los consumidores y de los compositores por el hecho de que Google haya decidido cerrar el acceso a los vídeos de música para los usuarios de YouTube en el Reino Unido'.