Público
Público

Broadway "presta" a Madrid "Chicago" y su "pasión" arrastra a su compositor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El anuncio ha sorprendido a todos: la curiosidad por la "pasión" del montaje en Madrid de "Chicago", que reproduce "al milímetro" el musical de Broadway, ha logrado que su compositor, el mítico John Kander, asista por primera vez a un estreno de la que se considera un hito entre las obras de Bob Fosse.

"Esta es una producción muy emocionante porque es la primera vez que Kander -autor de "Cabaret" o del tema "New York, New York"- asistirá a un estreno. Desde que la compuso en 1975 sólo ha ido a ver la producción de Londres pero no a su estreno", ha explicado hoy en rueda de prensa en el Teatro Coliseum Gary Chryst, coreógrafo de la recreación de la reproducción de Nueva York.

Chryst, que ya ha montado 22 producciones del musical -cuyo estreno oficial es el día 26- ha estado acompañado por el director asociado, Nigel West; los protagonistas, Natalia Millán, Manuel Banderas y Marcela Paoli; y por Julia Gómez Cora, la directora de Stage, la productora española ha asegurado que es un espectáculo "con clase" y lejos de "lo cutre" que denuncia la propia obra.

"Yo creo que ya puedo poner la mercería. He cumplido todos mis sueños", ha asegurado al conocer la noticia una emocionada Natalia Millán, que da vida a Velma Kelly, el papel que hacía en la película de Rob Marshall (2002) la actriz Renèe Zellweger.

Esta producción, que con 2,5 millones de euros "no es de las más caras" de Stage, ya se ha hecho antes en español, en Buenos Aires y México.

Es "absolutamente genial", ha afirmado Millán, que ha confesado que las seis semanas de ensayos han sido "muy duras", que encajar el baile con las canciones y la interpretación le ha provocado incluso "lágrimas" pero que ha sido "apasionante".

Para la argentina Marcela Paoli, que decidió dejar su casa, su trabajo y su "todo" en Buenos Aires, para hacer de nuevo con West y Chryst de Roxy Hart en "Chicago", "este teatro musical" es "lo mejor que ha hecho en su vida", "un desafío extraordinario" y ha coincidido con Millán en que lo más difícil ha sido el "ensamblaje".

A Banderas, que ha calificado a Fosse (1927-1987) de "semidiós", hacer del abogado Billy Flynn le parece "una experiencia única" porque, además, la obra "es la esencia" del coreógrafo estadounidense y ha revelado que para él, el reto ha sido sacar adelante la "complicada" parte del juicio.

Chryst, que tenía el compromiso de dirigir otra producción pero que quiso hacer la española "después de ver el enorme talento" que había "aquí", está seguro de que Fosse "estaría muy orgulloso del nivel" de los intérpretes españoles y ha afirmado que la mezcla de "baile, canción y pasión" de "Chicago" tiene "una gran conexión con el flamenco".

A juicio de Nigel West, "Chicago" "tiene temperamento latino" y tanto él como Chryst han constatado que cada vez que la han producido "el proceso es distinto porque el talento también lo es".

"Chicago" se basa en la historia de una "cabaretera" que mató a su marido en Illinois en 1924, un crimen real que la periodista Maurine Dallas Watkins recreó en 1927 en una farsa teatral del mismo título.

El éxito de la obra motivó que en 1927 Frank Urson la llevara al cine, y en 1942 hiciera lo propio William A.Wellman, con Ginger Rogers como Roxie Hart.

Treinta y tres años después, Fosse decidió recuperarla y encomendó a Kander y a Fred Ebb que pusieran música y letra a un vodevil a los años 20 que evidenciara los absurdos procesos judiciales de Estados Unidos y ridiculizara a los medios de comunicación.

Fue un éxito pero tras un fallido intento de llevarla al cine acabó en un cajón.

La última pareja de Fosse, Ann Reinking, quiso sacarla del olvido y se repuso en Broadway en 1996, donde continúa en cartel, al igual que en el West End de Londres, donde ya es el musical estadounidense que más tiempo seguido ha estado representándose.