Público
Público

Brown abordará con Obama un 'new deal' mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, abordará la próxima semana con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la supervisión financiera global y medidas coordinadas para respaldar la economía.

Brown se convertirá en el primer líder europeo en reunirse con el mandatario estadounidense el martes en Washington desde el inicio del nuevo Gobierno en la Casa Blanca en enero.

"Creo que no hay desafío tan grande o difícil que no pueda ser vencido por Estados Unidos, Reino Unido o el mundo trabajando juntos", escribió Brown en el periódico Sunday Times.

"Es por eso que el presidente Obama y yo discutiremos esta semana un 'new deal' mundial, cuyo impacto pueda extenderse desde los pueblos de África hasta reformar las instituciones financieras en Londres y Nueva York, dando seguridad a las familias trabajadoras de cada país", agregó.

Brown dijo que la histórica asociación debería centrarse en luchar contra la desaceleración económica y al mismo tiempo contra el terrorismo, la pobreza y la proliferación de enfermedades.

Reino Unido tiene mucho interés en obtener apoyo estadounidense en la cumbre del grupo G20 compuesto por naciones industrializadas y países en vías de desarrollo, que se realizará el 2 de abril en Londres.

PLAN DE ACCIÓN

Brown detalló un plan de seis puntos con el que los líderes mundiales deberían acordar las bases para una recuperación económica sostenible.

- Acciones universales para reducir la profundidad y duración de la recesión.

- Acciones para reactivar los préstamos a negocios y familias.

- Renuncia al proteccionismo y un mecanismo transparente para supervisar los compromisos.

- Sanciones internacionales más severas, sin dejar lugar para paraísos fiscales.

- Reforma de instituciones financieras internacionales

- Cooperación con el medio ambiente y las políticas sociales para asegurar una recuperación sostenible.

El primer ministro británico agregó que la globalización es un hecho, no una opción, y enfatizó la necesidad de que los líderes mundiales trabajen juntos.