Público
Público

Brown dice que las muertes no frenarán el proceso norirlandés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La muerte de dos soldados a manos del IRA Auténtico en Irlanda del Norte no hará descarrilar el proceso de paz en la provincia bajo control británico, dijo el lunes el primer ministro Gordon Brown.

Las tropas británicas no volverán a las calles de Irlanda del Norte, dijo un oficial militar de alto rango, mientras los políticos intentaban asegurar que el peor ataque en una década no revertirá los avances logrados desde el acuerdo de paz de 1998.

El IRA, que combatió durante décadas contra el control británico y era apoyado por la minoría católica, y grupos armados protestantes pro británicos acordaron hace ya una década un cese al fuego.

El acuerdo de Viernes Santo de 1998 ayudó en gran medida a reducir la violencia sectaria, que se cobró más de 3.600 vidas en Irlanda del Norte desde finales de la década de 1960.

Brown visitó el lunes la base militar de Antrim, donde militantes del IRA Auténtico, escindido del IRA, mataron el sábado a dos soldados que estaban a punto de ser enviados a Afganistán.

El primer ministro se reunió luego en Belfast con los líderes políticos de Irlanda del Norte.

"Quieren enviarle al mundo el mensaje, igual que yo, de que el proceso político no será y no puede nunca verse estremecido", dijo Brown.

Durante décadas, los soldados británicos patrullaron las calles de Irlanda del Norte, pero se replegaron a los cuarteles en 2007, dejando la seguridad en manos de la policía.

"Continuaremos viviendo en Irlanda del Norte como parte de la comunidad, como lo hemos hecho desde 2007 y como lo hacemos en Reino Unido", dijo a periodistas el brigada George Norton, comandante de la guarnición de Irlanda del Norte.

"No impedirán nuestro papel principal de prepararnos y entrenarnos para operaciones de ultramar", agregó.

Los soldados fueron los primeros militares asesinados desde 1997 en la provincia gobernada por Reino Unido.

Un máximo de 5.000 militares británicos están estacionados en Irlanda del Norte dentro de una "guarnición de época de paz".

NO CEDER TERRENO CONQUISTADO

El Sinn Fein, antiguo brazo político del IRA, dijo que las muertes no volverán a sumir la provincia en un ciclo de violencia.

"El terreno conquistado para la gente decente y común a lo largo de esta isla no puede entregarse", dijo el presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, que durante años fue la cara contra el control británico en Irlanda del Norte.

"No puede haber de una parte ningún apoyo para quienes llevaron a cabo esta acción ni tampoco puede haber ningún tipo de respuesta de seguridad de los británicos", añadió Adams.