Público
Público

Brown se disculpa con los niños enviados a las colonias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gordon Brown se disculpará el miércoles por una política en virtud de la cual miles de niños pobres británicos fueron enviados, a menudo sin el conocimiento de sus padres, a antiguas colonias donde muchos sufrieron abusos.

Miles de críos fueron sacados de orfanatos e instituciones de Reino Unido y llevados a países de la Commonwealth, principalmente Australia y Canadá, según el Programa Infantil de Migración que concluyó hace 40 años.

Los hermanos fueron a menudo separados y en ocasiones se les dijo que sus padres habían muerto. Muchos fueron puestos en centros de menores donde sufrieron abusos corporales y sexuales, y fueron empleados en granjas contra su voluntad.

"Cuando supe de ello, no podía creer que hubiera ocurrido", dijo Brown a GMTV.

"Tengo que disculparme por una política que fue equivocada y que ocurrió hasta los años 60. Ha arruinado muchas vidas. Ciertamente ha cambiado sus vidas de un modo que nunca hubieran esperado".

El Fondo de Migración Infantil estima que unos 130.000 niños de edades entre 3 y 14 años fueron enviados de Reino Unido a las colonias durante la aplicación de la política de asentamientos, que estuvo en marcha entre 1930 y 1970.

Rex Wade fue llevado a Australia cuando tenía 11 años y allí fue destinado a un hogar infantil en Tasmania. Lo describió como un "campamento militar", al tiempo que contó que quienes estaban en otras casas de este tipo fueron usados como "esclavos laborales".

"No había amor, no había bondad. Los castigos eran increíbles, la cantidad de golpes que recibimos por cosas estúpidas", dijo a la BBC TV.

"Durante años me culpé, creí que debía haber hecho algo realmente malo para ser enviado a otro país. No me importa lo que digan, ni siquiera hoy, no fue por el bien de los niños. Yo ni siquiera sabía que tenía una madre", añadió.

La directora del Fondo Infantil de Migración, Margaret Humphreys, dijo que la disculpa había llevado tiempo porque se había negado muchas veces la política.

"Creo que la decepción más cruel de todas fue decir a centenares de niños de 4, 5, 6 y 7 años que sus padres estaban muertos, que su país no los quería, y que fueran enviados al otro lado del mundo", dijo a la BBC TV.

En noviembre pasado, el primer ministro australiano , Kevin Rudd, se disculpó por los abusos y el sufrimiento que los huérfanos y jóvenes habían sufrido en su país.

"Miramos atrás con vergüenza, porque muchos de vosotros fuisteis dejados solos, hambrientos y con frío y sin ningún lugar en el que ocultaros y nadie, absolutamente nadie, a quien recurrir", dijo Rudd.