Público
Público

Brown elogia al criticado gobernador del Banco de Inglaterra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, elogió hoy al gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, por su gestión de la crisis del banco Northern Rock, fuertemente criticada por otros.

En una entrevista con la BBC con motivo del congreso laborista, que comienza hoy en Bournemouth (sur de Inglaterra), Brown calificó de 'brillante' la labor de King al frente de esa institución, aunque no dijo si apoyaba su reelección para un nuevo período de cinco años cuando venza su actual mandato.

Brown, que independizó en 1997 al Banco de Inglaterra en uno de sus primeros actos como ministro de Economía de Tony Blair, afirmó: 'Hemos tenido diez años de estabilidad, durante los cuales Mervyn King fue primero subgobernador con Eddie George y ahora es gobernador'.

El primer ministro defendió la gestión de la crisis por el Tesoro, el Banco de Inglaterra y la Autoridad de Servicios Financieros y dijo que los tres habían mantenido reuniones regulares para discutir el posible impacto de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos.

La pasada semana, Mervyn King dijo al comité selecto del Tesoro de la Cámara de los Comunes que el Banco de Inglaterra habría actuado 'irresponsablemente' de haber intervenido antes para remediar los problemas de liquidez de Northern Rock.

En un principio, King dijo que no era tarea del Banco de Inglaterra ayudar a ese banco para luego -según muchos demasiado tarde- terminar concediéndole un préstamo de emergencia.

Mientras tanto, según el dominical 'The Sunday Times', el Northern Rock tiene dificultades para encontrar un 'caballero blanco' dispuesto a comprarlo.

La Autoridad de Servicios Financieros, regulador bancario británico, y el banco asesor del Northern Rock, Merrill Lynch, han fracasado hasta ahora en la búsqueda de un interesado entre los bancos británicos y europeos.

Entre estos, el periódico cita al Santander, al Crédit Agricole, así como a los irlandeses Anglo Irish y Allied Irish, que han declinado la oferta.

Los bancos rivales dicen que el rescate es demasiado arriesgado y quienes han inspeccionado sus libros aseguran que se tardaría semanas en analizar las cuentas y ver la forma de taponar el agujero en sus finanzas.