Público
Público

Brown revela un plan público de infraestructuras para crear 100.000 empleos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro británico, Gordon Brown, quiere poner en marcha un ambicioso programa de inversiones públicas en infraestructuras, similar al "New Deal" estadounidense de los años 30, para crear 100.000 empleos y reactivar la economía.

Así lo afirma en una entrevista que publica hoy el diario The Observer, en la que también reconoce que habrá que adoptar nuevas medidas para reactivar los niveles de concesión de créditos de los bancos, pero afirma que un nuevo plan de rescate de las entidades financieras, con las que se declara "enfadado", no es su prioridad.

Su prioridad para 2009 es la creación de empleo, en un momento en el que la crisis ha situado el nivel de desempleo en el Reino Unido en el 6 por ciento y para ello quiere invertir dinero público para reparar escuelas, crear nuevas líneas ferroviarias, impulsar el desarrollo tecnológico y luchar contra el cambio climático.

"Quiero demostrar que podremos, a través de las inversiones públicas y los puestos de trabajo públicos, crear probablemente 100.000 trabajos adicionales", dice el líder laborista, quien explica que el programa se financiará con nuevas partidas presupuestarias creadas a partir de las reservas del país.

Brown cita las cinco áreas en las que se invertirá ese dinero -escuelas, hospitales, medio ambiente, infraestructuras y transportes-, sin precisar más, y asegura que sólo en la reparación de las escuelas públicas se crearán 30.000 empleos.

El primer ministro afronta en 2009 un año pre-electoral y ha conseguido que su gestión económica le devuelva a la batalla política frente al líder conservador, David Cameron, quien antes de que estallara la crisis le aventajaba en 20 puntos en los sondeos de intención de voto, en una diferencia que es ahora de 5 puntos.

Por esta razón, quiere aprovechar su imagen como buen gestor -fue el ministro de Economía de Tony Blair durante 10 años- para afianzar sus posibilidades, algo en lo que será clave también la cumbre del G-20 que se celebrará en Londres el 2 de abril, que debe consolidar el consenso alcanzado en Washington en noviembre pasado.

Brown sale al paso de las informaciones acerca de que el Gobierno laborista prepara para las próximas semanas un nuevo plan de rescate para los bancos, que no han restaurado los niveles habituales de préstamo pese a recibir una inyección de 44.000 millones de euros y a que el precio del dinero está en el mínimo histórico del 2%.

"No es lo primero en la agenda. Lo más importante es conseguir el restablecimiento del crédito por otras vías", asegura Brown, quien considera necesario "crear las condiciones en las que sea posible que los bancos restablezcan sus niveles crediticios".

El líder laborista declara su enfado "por la manera en la que han sido gestionados algunos bancos y algunos de los organismos financieros internacionales", y garantiza que "si ha habido gente que ha violado la ley tendrán que ser castigados".