Público
Público

Brown se une a la escalada de Obama en Afganistán

El presidente norteamericano anunciará hoy el envío de 30.000 soldados más

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez desde el comienzo de la guerra de Afganistán, Gran Bretaña tendrá dentro de unas semanas 10.000 soldados desplegados en el país. El primer ministro, Gordon Brown, confirmó ayer en el Parlamento que enviará 500 más en diciembre. Además, sorprendió a los parlamentarios con el anuncio de que desde hace tiempo varios centenares de soldados de las Fuerzas Especiales operan en Afganistán. Su existencia se había mantenido en secreto, aunque era considerada como probable por los medios de comunicación.

Antes del discurso, Brown recibió la llamada de Barack Obama, que le informó del contenido del discurso de hoy en el que el presidente norteamericano dará cuenta de la nueva escalada militar. Fuentes del Pentágono explicaron a CNN que los militares están preparados para trasladar 34.000 soldados, de los que 23.000 serían tropas de combate del Ejército y de los marines. Se da por hecho que Obama anunciará un despliegue superior a 30.000 soldados.

Los británicos tendrán en enero por primera vez 10.000 soldados

Brown informó al Parlamento de que los británicos no serán los únicos que atiendan la llamada de Obama. Ocho países más han prometido aumentar sus fuerzas. Brown no quiso decir cuáles en la Cámara, pero su ministro de Defensa amplió la información después. Citó a Turquía, Georgia, Eslovaquia y Portugal.

Según los cálculos del primer ministro, el número extra de tropas no norteamericanas llegará hasta 5.000 cuando se celebre en enero una cumbre en Londres sobre Afganistán. Las cuentas de momento no salen. Los eslovacos anunciaron hace diez días que enviarán 250 soldados más. Cifras similares, por escasas, llegarán de otras capitales.

Francia se niega a enviar más tropas porque dice que ya hace lo suficiente

No por primera vez, las miradas están puestas en París y Berlín. En enero, se presentará en la localidad afgana de Kunduz una compañía con 120 soldados alemanes y el número total de militares alcanzará los 4.365, muy cerca del límite de 4.500 impuesto por el Parlamento cuando aprobó el despliegue en Afganistán. La canciller, Angela Merkel, ha informado a la OTAN de que no está interesada en ampliarlo, al menos hasta que en diciembre el Bundestag tenga que prorrogar la misión.

Francia es aún menos receptiva. El ministro de Defensa, Hervé Morin, dijo ayer que su país no contempla seguir el ejemplo británico: 'Francia ya está haciendo un gran esfuerzo y ahora no es el momento de incrementar el número de tropas'.

En su intento por hacer ver que la presencia militar en Afganistán no se prolongará durante años, Brown dijo que en 2010 las tropas británicas entregarán a las fuerzas afganas el control de algunas zonas de la violenta provincia de Helmand. Pero también añadió el adverbio 'potencialmente', lo que demuestra que nadie sabe cuándo estarán en condiciones de hacerlo.