Público
Público

Brown y Maliki acuerdan cooperar para conseguir la liberación de los rehenes británicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, y su colega iraquí, Muri al Maliki, acordaron hoy cooperar para conseguir la pronta liberación de cinco británicos secuestrados en Irak el pasado mayo, después de que uno de ellos apareciese en un vídeo emitido por el canal árabe Al Arabiya.

En un comunicado divulgado hoy, un portavoz oficial señaló que Brown y Maliki han estado en estrecho contacto y hoy hablaron nuevamente sobre este caso en una comunicación telefónica.

"Ambos líderes (Brown y Maliki) deploran la toma de rehenes y su exhibición y acordaron continuar su estrecha cooperación para conseguir su pronta liberación", indicó la nota, en referencia a las imágenes emitidas por la cadena con sede en Dubai.

La cinta, divulgada el martes y en la que aparece un hombre con barba que se identifica como Peter Moore, fue condenada anoche por el Ministerio británico de Asuntos Exteriores.

Los cinco, que no han sido identificados oficialmente, fueron secuestrados por cuarenta hombres armados con uniforme policial en el Ministerio iraquí de Finanzas el 29 de mayo de 2007.

En su momento, las autoridades iraquíes acusaron del secuestro al Ejército Mahdi, una milicia controlada por el clérigo radical chiíta Muqtada al-Sadr, pero sus seguidores lo negaron.

Después, las sospechas recayeron en grupos disidentes que estarían controlados por Irán, según EEUU.

Al parecer, los secuestrados serían un consultor informático y sus cuatro guardaespaldas.

Según la prensa, el consultor trabajaría para la empresa estadounidense Bearingpoint, mientras que los cuatro guardaespaldas serían empleados de Gardaworld, una compañía canadiense.

En el vídeo emitido ayer, que no se sabe cuándo fue grabado, el hombre que se identifica como Peter Moore pide a Gordon Brown que las fuerzas de la coalición liberen a nueve iraquíes que tienen detenidos a cambio de la libertad de los cinco rehenes.

"Lo único que quiero es dejar este lugar. Le digo a Gordon Brown que la cuestión es simple: liberen a sus prisioneros para que nosotros podamos marcharnos", afirmó el rehén.