Público
Público

Bruselas apremia a España para que ajuste las pensiones antes de fin de año

Sugiere subir el IVA a algunos productos a los que se aplica el tipo  reducido (el 10%)Pide un análisis de la reforma laboral antes de septiembre de 2013, para ver si necesita cambiosExige que se aceleren las re

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea ha pedido este miércoles a España concluir la reforma de las pensiones, con la definición del factor de sostenibilidad, antes de que acabe el año y considerar si es necesario introducir cambios a la reforma laboral como muy tarde en septiembre de 2013. Son dos de las principales recomendaciones que ha planteado al Gobierno, al que ha impuesto un estricto calendario acelerado de reformas previstas, a cambio de no lanzar un expediente sancionador contra España por desequilibrios excesivos.

En materia fiscal, Bruselas apunta la posibilidad de subir el IVA a algunos productos a los que se aplica el tipo reducido del 10% al 21%, y revisar las deducciones en los diferentes impuestos. La Comisión, además, reclama  acelerar la reforma de la administración pública, aprobar y aplicar antes de fin de año la ley para liberalizar colegios y servicios profesionales y 'una reforma de las políticas activas', entre otras medidas

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha pedido a España una 'revisión sistemática' del gasto público y una mejora de su eficacia con el objetivo de que la consolidación fiscal no perjudique al crecimiento. 'Este esfuerzo de consolidación fiscal debe ser tan compatible con el crecimiento como sea posible', ha dicho Rehn al ser preguntado por si España debe bajar los impuestos directos para impulsar el crecimiento. 'Por ello pedimos un gasto público más eficiente y una revisión sistemática del gasto, que ayudará a hacer el ejercicio de consolidación fiscal más favorable al crecimiento', ha señalado.

Rehn, además, ha descartado que la banca española vaya a necesitar nuevas ayudas del fondo de rescate de la UE (MEDE) más allá de los 40.000 millones de euros ya desembolsados. 'No hay ninguna indicación de que vaya a haber necesidad de más inyecciones de capital del MEDE para el sector bancario español', ha asegurado el vicepresidente económico en rueda de prensa.

Los inspectores de la troika (formada por la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) concluyen esta semana su tercera misión de revisión en Madrid para examinar la situación del sector bancario español y publicarán su dictamen preliminar. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, admitió la semana pasada que la banca española podría necesitar más capital para cumplir las nuevas exigencias del Banco de España de provisionar las refinanciaciones, pero dijo que la cantidad será pequeña y podrá cubrirse sin recurrir al MEDE.

Además, la Comisión Europea ha propuesto ampliar al 6,5% el margen de déficit para España este año, dos décimas más (equivalentes a unos 2.000 millones de euros) de lo previsto por el Gobierno de Mariano Rajoy. El Ejecutivo comunitario ha confirmado además la prórroga de dos años, hasta 2016, para que España reduzca el déficit por debajo del umbral del 3% que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Concretamente, la Comisión indica que el país debe cumplir unos objetivos de déficit global del 6,5 % del PIB en 2013, del 5,8 % en 2014, del 4,2 % en 2015 y del 2,8 % en 2016. En su programa de estabilidad, el Gobierno español había fijado los objetivos de déficit en el 6,3 % del PIB este año, del 5,5 % en 2014, del 4,1 % en 2015 y del 2,7 % en 2016. Las propuestas de Bruselas deben ser ahora aprobadas por el Eurogrupo y el Ecofin en su reunión de junio y avaladas por la cumbre de líderes europeos que se celebrará a finales de ese mes.

Olli Rehen ha justificado su propuesta de dar dos años extra a España para reducir su déficit porque 'el esfuerzo estructural de España en 2012 y 2013 ha estado en línea con las recomendaciones del Consejo' y la situación económica ha empeorado. 'Tiene sentido proponer una extensión del plazo para España de dos años', ha resaltado.

Igualmente, la Comisión Europea ha propuesto dar más tiempo a Francia, Polonia, Eslovenia (dos años) y Holanda, Portugal y Bélgica (un año) para reducir el déficit hasta el umbral del 3% que fija el Pacto de Estabilidad. Bruselas considera que estos países han cumplido el esfuerzo estructural exigido por la UE pero el empeoramiento de la situación económica les impide lograr los objetivos fijados hasta ahora. Bruselas ha propuesto además cerrar el procedimiento sancionador por déficit excesivo contra Italia, Letonia, Hungría, Lituania y Rumanía. Los cinco países redujeron su déficit por debajo del 3% el año pasado y sus políticas económicas garantizan que se quedarán por debajo de este umbral, según el análisis de la Comisión.

Para Alemania, la Comisión Europea recomienda crear 'las condiciones que permitan subidas salariales para sustentar la demanda doméstica'. 'Esto exige, entre otros pasos, reducir impuestos elevados y las contribuciones a la seguridad social, especialmente para los trabajadores con salarios bajos en Alemania', ha dicho Rehn.

La Comisión Europea fija de plazo hasta el 1 de octubre para que el Gobierno español adopte 'medidas eficaces' y para que 'informe en detalle de la estrategia de saneamiento prevista para alcanzar los objetivos'. El Ejecutivo comunitario ha decidido no lanzar un expediente sancionador contra España por desequilibrios excesivos por considerar que ha presentado un programa de reformas 'convincente', según ha dicho el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Pero a cambio ha fijado un calendario acelerado para las medidas ya previstas por el Gobierno. Estas son los ajustes que reclama Bruselas:















.- Finalmente, reclama examinar los marcos de insolvencia para las empresas y los particulares, 'entre otras maneras limitando la responsabilidad personal de los empresarios y facilitando las segundas oportunidades para las empresas que han quebrado'.