Público
Público

Bruselas avanza en la nueva agencia de deuda

Perfila sus funciones de cara a la cumbre de mediados de octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea estudia ya las opciones sobre los poderes de una agencia de deuda comunitaria que los líderes de la moneda única pretenden crear en su reunión del mes que viene, como informó ayer este diario. Fuentes del Ejecutivo comunitario recordaron ayer que la creación de la agencia depende exclusivamente de 'la voluntad de los países miembros', pero advirtieron de que el acuerdo no será posible 'sin una mayor integración fiscal'. En otras palabras: si un país como Alemania, cuya deuda es considerada la más segura, acepta respaldar emisiones conjuntamente con el resto de países del euro, los cimientos de todas esas economías deben superar los embistes de la especulación financiera.

'Los trabajos técnicos están en curso y estamos preparando las posibilidades', indicó el Ejecutivo comunitario. Sin embargo, antes de la cumbre del 17 y 18 de octubre es imprescindible superar pruebas 'más urgentes', como 'el desbloqueo del sexto tramo de ayudas a Grecia o la aprobación de las propuestas en materia de gobernanza económica'.

La Comisión ha puesto en marcha los trabajos técnicos para su creación

Las seis reformas legislativas están pendientes de ser pactadas entre el Consejo, la institución de los gobiernos, y la Eurocámara. Sólo un capítulo separa a las dos partes negociadoras: cómo de automática debe ser la apertura de un expediente de infracción en la fase preventiva del nuevo mecanismo de control del déficit y la deuda. Con las reformas en vigor, los países miembros se someterán a una supervisión mucho más estricta de los niveles de deuda y déficit y podrán ser sancionados y multados si no cumplen con las recomendaciones de Bruselas. La reforma cuenta con el apoyo de todos los países miembros, pero suscita el rechazo de sectores de la izquierda europea y la mayoría de sindicatos.

Para que se dé el paso de crear una agencia europea de deuda, diversas fuentes apuntan a que sería necesario ir incluso más allá en la armonización económica para garantizar que ningún país pone en jaque al resto de socios, como sucede ahora con Grecia. Preguntado por la emisión de obligaciones europeas o eurobonos, el ministro de Economía francés, François Baroin, aseguró este lunes que 'pueden ser un punto de llegada, pero no de salida'.

Francia ve en los eurobonos 'un punto de llegada, pero no de salida'

Los líderes de la UE debatirán en octubre sobre la gestión de crisis y el fortalecimiento de las instituciones europeas. De prosperar la negociación, una posible cesión de soberanía económica a las instituciones comunitarias podrían requerir un cambio en el Tratado de Lisboa que parece complicado.